Corrales será nombrado Hijo Adoptivo de Siero gracias al concejal no adscrito

Juan José Corrales, sentado junto a su hija Sandra, recibe el aplauso tras la aprobación de su nombramiento como Hijo Adoptivo de Siero.
Juan José Corrales, sentado junto a su hija Sandra, recibe el aplauso tras la aprobación de su nombramiento como Hijo Adoptivo de Siero. / P. NOSTI

La propuesta del Pinsi sale adelante por mayoría simple tras obtener diez votos a favor, nueve en contra y cinco abstenciones

LYDIA IS POLA DE SIERO.

Juan José Corrales Montequín, quien fuera alcalde de Siero durante once años y que dimitió en febrero de 2010 tras sufrir un accidente en la madrugada de Comadres con el coche oficial y dar positivo en alcoholemia, será nombrado Hijo Adoptivo del municipio.

Así lo acordó ayer el Pleno por mayoría simple, ya que lejos del consenso que suele haber en este tipo de distinciones, la propuesta planteada por Juan Camino, portavoz del Pinsi, solo sumó los votos a favor de los siete miembros del equipo de gobierno del PSOE, del concejal de la Plataforma Vecinal de La Fresneda, José Carlos García de Castro; y del edil no adscrito Javier Seoane.

De hecho, este último fue clave en la votación, ya que de no haberse roto el grupo municipal del PP, la distinción no hubiera salido adelante. Los ediles populares Beatriz Polledo y Cristóbal Lapuerta, siguiendo lo acordado en la Junta Local de su partido, así como los tres concejales de Izquierda Unida y los cuatro de Somos, rechazaron la propuesta al considerar que el exregidor no reúne los méritos necesarios.

Durante el turno de intervenciones, la más crítica fue María Fernández, de Somos: « Que nadie cuente con este grupo para hacer reconocimientos o dar medallas por el simple hecho de haberse dedicado a la política». Dicho esto recordó que «Corrales dimitió tras destrozar bienes municipales que nunca repuso al circular con una tasa de alcohol muy superior a la permitida y a pesar de su dimisión siguió como representante del Ayuntamiento en Cajastur sin someterse a ningún tipo de control de la Corporación».

Por el contrario, Seoane contrapuso que «realizó el ejercicio de su mandato siempre de forma honesta y buscando el bien del municipio» y destacó que «pese a la condena por el pago irregular a los funcionarios, devolvió el importe íntegro con cargo a su patrimonio».

Por su parte, tanto Sergio García, concejal de Ciudadanos, como los cuatro ediles presentes de Foro -faltó Susana García- optaron por la abstención y echaron en falta que la propuesta no llegara amparada por un mayor consenso.

Camino, como promotor de la iniciativa, dejó claro que no estaba solo en la defensa del exregidor. A su propuesta se sumaron algunos alcaldes de barrio, varios colectivos y personas individuales, así como el propio PSOE. Luis Blanco Junquera ejerció como portavoz y reconoció el trabajo del exregidor. «Es de justicia porque como en todo, el discurrir del tiempo pone a cada uno en su sitio y da y quita razones y ya pasaron siete años desde su dimisión, tiempo suficiente para analizar y ver su trayectoria política», defendió. Entre los méritos enumerados, destacó la capacidad de liderar corporaciones muy plurales y el extenso abanico de obras que ejecutó, sobre todo el complejo que forman el Auditorio y las casas de Cultura y de la Música en la Pola.

También hubo tiempo para las sombras. De la condena por el pago irregular a los funcionarios, Blanco Junquera señaló que «fue la cruz y el calvario que lo persiguió todos estos años» y calificó su dimisión de «ejemplo de honorabilidad y responsabilidad».

El discurso fue muy aplaudido en la sala anexa al salón de Plenos, donde Corrales -que se está recuperando de un ictus sufrido en 2015- siguió atentamente el Pleno acompañado por familiares, compañeros del PSOE y amigos.

Tras la votación de los grupos municipales, Corrales se mostró «muy contento y «muy agradecido incluso con los que no me conocen y votaron que no».

Más

Temas

Siero

Fotos

Vídeos