La criminalidad en Siero baja el triple que en el conjunto de Asturias hasta junio

Dos agentes de la Policía Local en Pola de Siero.
Dos agentes de la Policía Local en Pola de Siero. / PABLO NOSTI

Hurtos, sustracciones con fuerza en domicilios y negocios, así como robos con violencia e intimidación son los delitos más comunes

MARCOS GUTIÉRREZ SIERO.

Sea porque las actividades ilegales se están reduciendo en Siero en lo que llevamos de 2017, porque la labor policial está dando resultados y ejerciendo un poder disuasorio o, tal vez, por ambas cosas, lo cierto es que los datos de criminalidad en el concejo se están recortando de manera drástica. Y lo hacen, además, a una tasa superior a la media del Principado de Asturias. Estos son, al menos, los resultados del último balance de criminalidad, elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad, a partir de los diferentes datos facilitados por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local.

En el periodo comprendido entre enero y junio, el total de infracciones penales se redujo en Siero un 6,3%, al pasar de las 749 del primer semestre de 2016 a las 702 del actual. En el conjunto de Asturias, se produjeron 12.647 delitos. Si bien esta cifra baja en términos interanuales, lo hace un 1,8%, lo que equivale a decir que la criminalidad de Siero desciende más del triple que en el global del Principado.

Afortunadamente, los delitos más graves no aparecen en los registros del concejo. En efecto, en lo que va de año no se han cometido homicidios dolosos y asesinatos consumados o en grado de tentativa, secuestros ni agresiones sexuales con penetración. En esta línea, los crímenes más habituales entre los que se cometen en Siero son los hurtos (225 de enero a junio), robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones (48) y robos con violencia e intimidación (7). No obstante, en los tres casos mencionados tuvo lugar un descenso interanual, del 8, 31 y 22%, respectivamente.

Cabe destacar que en el periodo considerado se produjeron en todo el concejo cinco sustracciones de vehículos, frente a las doce que hubo de enero a junio de 2016. También bajaron los catalogados como delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias, si bien pasaron de seis casos en el primer semestre del pasado año a cinco en lo que llevamos transcurrido de 2017. En esta línea, este año tampoco se ha registrado ningún delito relacionado con el tráfico de drogas. En una lectura algo más pesimista, hay ciertos delitos que si repuntan, si bien lo hacen desde tasas muy bajas de partida. En efecto, los delitos contra la libertad e indemnidad sexual pasaron de dos en los primeros seis meses de 2016 a cuatro en lo que va de año.

En el conjunto de la región cabe destacar el incremento de las sustracciones de vehículos de enero a junio, que pasaron de 170 el pasado ejercicio a 213 en 2017. Hurtos, robos con fuerza en domicilios, robos de coches, delitos contra la libertad y la indemnidad sexual y robos con fuerza e intimidación son los más comunes en el conjunto de la región. Es destacable que uno de los apartados en los que más repunte se ha producido a nivel regional ha sido el de los delitos de tráfico de drogas. En el periodo considerado se produjeron 58 casos, un 28,9% más que doce meses antes. También se cometió un homicidio doloso o asesinato consumado y cinco en grado de tentativa.

Temas

Siero

Fotos

Vídeos