Los críticos de Festejos piden votar la disolución de la actual junta en la próxima asamblea

Este grupo opositor contra el presidente de la entidad polesa, Jenaro Soto, niega que en la cita del jueves 14 se vaya a ratificar a la directiva

J. C. D. POLA DE SIERO.

El sector crítico contra la gestión del presidente de la Sociedad de Festejos polesa criticó ayer la última decisión de Jenaro Soto de convocar una asamblea extraordinaria, con el único contenido de renovar y ratificar a su junta directiva. De hecho, este grupo opositor desmiente que el jueves 14 se vaya a ratificar a la actual directiva, porque el presidente «no pondrá su cargo a disposición de los socios en ningún momento».

Los críticos auguran que «si su propuesta no sale adelante, ganará tiempo y, en un futuro, propondrá a otra persona para el cargo», mientras que a ellos se les sigue emplazando a que presenten un 10% de firmas de socios para poder convocar otra asamblea extraordinaria.

Los opositores instan a Soto a que «si de verdad quiere realizar un ejercicio real de democracia» y ponerse «a disposición de los socios», como dijo en su última comparecencia, lo que debería hacer es incluir en el orden del día de la asamblea del día 14 «una propuesta de disolución de la actual junta directiva». En caso de que ese punto saliera aprobado, proponen abrir un proceso electoral para renovar la cúpula de la entidad. Y si saliera rechazado, entonces se procedería a aprobar el cambio de directiva que plantea Soto. También le piden que incluya otro punto en esa asamblea para hablar del balance económico actual de la sociedad «explicando de forma exhaustiva los datos de 2017 y presentando quiénes son los actuales acreedores», afirman. El sector crítico insiste en que el presidente y su junta directiva «están ocupando el cargo de manera irregular, pues en 2016 no se sometió al voto de los socios para su renovación, que expiraba ese mismo año».

Llamamiento a los socios

También hicieron un llamamiento a todos los socios para que acudan a la asamblea del día 14 «en el mayor número posible para votar o, al menos, para presenciar el 'estilo democrático' del que el señor Soto hace gala en las asambleas».

Soto ha confirmado que está dispuesto a agotar su mandato, que finaliza en 2020, y que no convocará elecciones tras el verano, como anunció en marzo en este diario, si la asamblea avala a su junta directiva. Argumenta su cambio de postura en que detrás del sector crítico hay gente con intereses comerciales.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos