Los críticos con Soto recogen firmas para forzar una asamblea y exigir su marcha

Miembros del sector crítico cuando salieron a criticar que no les habían dejado hacerse socios. /  P. NOSTI
Miembros del sector crítico cuando salieron a criticar que no les habían dejado hacerse socios. / P. NOSTI

Este grupo asegura que el presidente de la Sociedad de Festejos polesa está ocupando el cargo de forma «irregular» desde finales de 2016

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

El sector crítico con la gestión del presidente de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, Jenaro Soto, anunció ayer que iniciará una campaña de recogida de firmas entre los socios para solicitar la convocatoria urgente de una asamblea extraordinaria, donde se proceda a disolver la actual junta directiva y se abra un período electoral para presidir la entidad. Además, emprenderá otra campaña abierta a los vecinos, a través de la plataforma digital change.org, para reclamar que Soto abandone la sociedad.

Este colectivo de jóvenes -formado por unos socios de Festejos y otros a los que no se les permitió darse de alta- aseguró ayer que la última renovación de mandato de Soto para el período 2017-2020 se hizo «de forma irregular». Ocurrió a finales de 2016 y el presidente adujo entonces un cambio de los estatutos -realizado tres años antes-, que le permitía ser proclamado presidente sin necesidad de convocar una asamblea, en caso de ser el único candidato.

Según afirman los críticos, «la última modificación de los estatutos data de 2004 para adecuarlos a la nueva Ley Orgánica de 2002» y la posterior modificación de 2013, a la que se refirió Soto, no se llegó a producir. En consecuencia, la elección de la junta directiva en 2016 debería haber sido en una asamblea extraordinaria, «que nunca se celebró».

Los críticos califican este hecho como «muy grave, pues Soto ha estado ejerciendo como presidente durante este año y medio y con todo lo que ello conlleva: representar legalmente a la asociación ante organismos públicos o privados, ordenar pagos o autorizar con su firma documentos, actas y correspondencia». Y consideran que podría ser constitutivo de «un delito penal».

Acusan también al presidente de haber desarrollado una actuación «negligente» y aseguran que, entre los pocos datos que han podido recopilar, han detectado «defectos fiscales, que hemos puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Siero».

Y se mostraron muy críticos con el último anuncio de Soto de que había firmado un contrato con una empresa de eventos para la explotación de las barras del Carmín para los próximos tres años, que el presidente llegó a calificar como «el contrato más importante en la historia de Festejos». Este grupo cuestiona su legalidad y lo califica, además, como «un sinsentido» tras haber anunciado el propio Soto en este diario que abandonaría el cargo a final de año. «Esto limitaría las acciones e iniciativas a una futura junta directiva entrante», lamentaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos