La devoción vence al mal tiempo en las fiestas de Viella

Procesión de la Virgen de la Asunción. / SUSANA SAN MARTÍN
Procesión de la Virgen de la Asunción. / SUSANA SAN MARTÍN

El recorrido en torno a la iglesia congregó a vecinos y foráneos, que también celebraron el reencuentro del grupo de coros y danza de Viella

MARCOS GUTIÉRREZ VIELLA.

Ni las nubes ni el orbayu intermitente con el que despertó ayer el día en Viella quitó a los vecinos y visitantes las ganas de disfrutar de la tradicional procesión de la Virgen de la Asunción. El recorrido en torno a la iglesia de la localidad congregó a vecinos y foráneos, que también celebraron el reencuentro del grupo de coros y danza de Viella. Desde la Asociación de Festejos Los Paxarros se destacó que una de las grandes tradiciones de este día, la puxa del ramu, había sido, si no la mejor desde que se recuerda, si al menos la más espectacular desde que comenzara la crisis económica. En este sentido, la cifra final "no llegó a 2.000 euros, pero tampoco se quedó en 1.000", apuntaron fuentes de la organización. A lo largo de la jornada se celebró el tradicional partido de solteros contra casados y se cerró la noche con la segunda verbena. Hoy comenzará la sesión vermú, a las 13 horas y también se celebrará la misa en memoria de los difuntos. A las seis de la tarde se repartirá el bollo y la botella de vino entre los socios y colaboradores y, ya a las once de la noche, empezará la última gran verbena de los festejos.

Temas

Siero

Fotos

Vídeos