«Todos los días son el Día de la Mujer con mayúsculas», afirma Nélida Gómez

La secretaria de Organización de UGT-FSP de Siero-Piloña y miembro de la sección sindical en el Ayuntamiento de Siero, Victoria Álvarez/
La secretaria de Organización de UGT-FSP de Siero-Piloña y miembro de la sección sindical en el Ayuntamiento de Siero, Victoria Álvarez

La presidenta de la Asociación de Lúpicos de Asturias recoge en Lugones el Premio Mujer Sierense del Año, que concede el Ayuntamiento

J. C. D. LUGONES.

«Es un honor que no me esperaba», afirmó ayer en Lugones la presidenta de la Asociación de Lúpicos de Asturias, Nélida Gómez Corzo, al recoger el quinto Premio Mujer Sierense del Año, convocado por el Ayuntamiento. Reconoció que era «un día muy especial» para ella, pero añadió que otras muchas mujeres eran merecedoras de esta distinción, en referencia a las que luchan por sus derechos, trabajos o familias. «Mujeres que sufren, pero son fuertes porque no les queda más remedio», dijo.

Tuvo un recuerdo para la otra finalista, María José Goicoechea, por su labor en la plataforma Siero contra la Violencia de Género. Y agradeció que su candidatura la hubiera propuesto su propia asociación. «Es gratificante que mis compañeras me consideren digna del mismo», dijo. Nélida Gómez confesó sentirse identificada con la frase de Madame Curie: «Una nunca ve lo que ha hecho, sino lo que le queda por hacer». Y relató su experiencia personal de cuando le diagnosticaron su enfermedad crónica. «Ser madre, esposa, trabajadora y enferma es un 'plato' que hay que digerir con mucha valentía», dijo. Pero añadió que tenía la opción de lamentarse o afrontarlo. «Y así lo hice desde la solidaridad y la empatía hacia las afectadas y sus familias, y me sentí y me siento bien por eso», afirmó.

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, afirmó que «todos los días son el Día de la Mujer con mayúsculas y os animo a seguir trabajando por nuestros derechos en el amplio sentido de la palabra». Finalizó con unas palabras del poetisa chilena Gabriela Mistral y pidiendo a las mujeres jóvenes «que sigan el ejemplo de las que lucharon por nosotras y esforzándose por hacer un mundo mejor».

La concejala Natividad Álvarez leyó un manifiesto reivindicando la igualdad real entre hombres y mujeres y aportando datos concretos y objetivos irrenunciables. Ese manifiesto se volverá a leer hoy en el Ayuntamiento. Y el alcalde, Ángel García, dijo que el premio tiene la «doble misión» de reconocer la labor de una persona en favor de los demás «en una sociedad cada vez más egoísta e individualista», y de reconocer a las mujeres en genérico. «Debemos apoyarlas desde la administración porque lo tienen más difícil que los hombres», afirmó. Coincidió con la premiada en que el esfuerzo debe ser diario y agradeció su capacidad de sobreponerse a las dificultades «y hacer una fortaleza de esa debilidad».

El acto se cerró con una representación de la compañía local Teatro del Norte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos