Somos dice que solo «una cuarta parte» de los plátanos talados estaban dañados

El portavoz de Somos, Javier Pintado, ayer junto a uno de los pláganos talados en el paseo del parque Alfonso X. /  PABLO NOSTI
El portavoz de Somos, Javier Pintado, ayer junto a uno de los pláganos talados en el paseo del parque Alfonso X. / PABLO NOSTI

«El PSOE ha borrado una parte de la historia de la Pola, pero además reducirá el número de árboles en un 30%», denuncia Pintado

J. C. D. POLA DE SIERO.

El portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, aseguró ayer que de los veintiséis plátanos talados estos días en el parque público Alfonso X, El Sabio, tan solo «una cuarta parte aproximadamente» presentaba daños irreparables. El edil morado acusa al equipo de gobierno y a sus socios de haber eliminado todo el arbolado de este paseo, colindante con la calle de Florencio Rodríguez, «basándose en el 'mal estado', algo que es evidente que no es cierto».

Pintado subrayó que su grupo había planteado en su día «una sustitución ordenada a corto y medio plazo, rediseñando el parque y el vial paralelo, manteniendo el valor ornamental del conjunto y a la vez evitando situaciones de riesgo». Y que esta propuesta implicaba cinco aspectos beneficiosos: seguridad en la zona, respeto de la naturaleza, mantener emblemas tradicionales de la Pola, mejora del entorno y bajo coste.

Pero con esta tala, Pintado considera que «el PSOE ha borrado una parte de la historia de La Pola Siero, pero, además, reducirá el número de árboles en un 30%». Y volvió a vincularlo con la crítica generalizada que Somos lleva realizando desde hace tiempo: «La falta de un proyecto serio y de futuro para Siero, limitándose a gastar de manera irresponsable, sin respeto a la historia de nuestro concejo, ni con miras a mejorías en el futuro». La tala del paseo partió de un informe técnico -del que informó este diario en 2016-, que aconsejaba la sustitución de dieciséis ejemplares por motivos de seguridad, ya que los árboles estaban agotando su ciclo vital. Un posterior estudio topográfico confirmó la podredumbre de algún plágano o la presencia de grandes oquedades por dentro de la corteza. Al final, se decidió talar veintiséis árboles y reemplazarlos por quince ejemplares de arce.

Indignación vecinal

Numerosos vecinos han reaccionado con gran indignación e impotencia ante esta tala, que consideran «indiscriminada» y que no se ajusta de manera estricta a los árboles que estaban realmente dañados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos