La Edad Media triunfa en Llanera

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, en el centro, durante su participación en la recreación de los Perxuraos.

El recinto ferial de Ables reúne a más de 15.000 personas en una jornada en la que se recreó la rebelión contra la iglesia

LYDIA IS ABLES (LLANERA).

Hugo Cuadrado reunió ayer a seis de sus amigos en torno a la mesa del recinto ferial de Llanera para disfrutar de la cena medieval de Exconxuraos, una cita a la que acudieron 1.300 personas. «Habíamos venido otros años a ver el mercado y la fiesta, pero nos habíamos quedado con ganas de probar la cena», apuntó este joven avilesino que acudió ataviado con una completa armadura.

También vestidas con atuendos medievales, Ivaní Vallina, Yosune Vallina, Cristina Rodríguez y Raquel González mostraban la fiesta a su amigo Lukas Vidal, llegado de Dinamarca. «Lo mejor es el espectáculo», señalaron en referencia al combate protagonizado tras la cena por cuatro caballeros. El menú estuvo compuesto por ensalada de campo, asado de chorizos, cordero y postre de Exconxuraos; todo ello regado con vino y licores.

La de ayer fue una jornada multitudinaria. El Ayuntamiento de Llanera, organizador de la fiesta, calculó que habían visitado el recinto hasta última hora de la tarde más de 15.000 personas. El medio millón de metros cuadrados de aparcamiento se llenó y hubo retenciones desde Siero y Oviedo. «Es una fiesta que funciona y que marca el pistoletazo de salida a las fiestas del verano», destacó el alcalde, Gerardo Sanz.

El regidor fue uno de los protagonistas de la recreación de Perxuraos, en la que se representó la rebelión protagonizada en 1408 por los vecinos de Llanera al negarse a pagar unos tributos que consideraban abusivos y el posterior perdón del obispo de Oviedo. Por su parte, las orquestas Tango y Capitol protagonizaron la verbena.

Hoy, desfile y comida

Tras el viernes de rebelión y el sábado de excomunión, la fiesta de Exconxuraos se despide hoy con el domingo de perdón. A las doce y media tendrá lugar el tradicional desfile que recrea la penitencia que tuvieron que cumplir los vecinos para recuperar el favor del obispo de Oviedo. Tal y como sucedió en 1412, los miembros de la Corporación y vecinos de Llanera se colocarán sacos y una soga al cuello aunque en este caso la peregrinación no será hasta la catedral, si no en el propio recinto ferial. Por otro lado, a la una tendrá lugar la misa campestre, seguida de la comida popular. El concierto de Nando Agüeros, a las ocho y media, pondrá el broche final a la celebración. El mercado cerrará sus puertas a las diez de la noche.

Temas

Llanera

Fotos

Vídeos