Emiliano Bruner: «La cognición del ser humano depende de su cultura»

Emiliano Bruner toca el ukelele antes de la charla. / S. SAN MARTÍN
Emiliano Bruner toca el ukelele antes de la charla. / S. SAN MARTÍN

L. I. A. NOREÑA.

La evolución humana y en concreto la del cerebro, su relación con el cuerpo y la influencia del ambiente y de las nuevas tecnologías protagonizaron ayer la conferencia que Emiliano Bruner, responsable del grupo de investigación de Paleoneurología de homínidos del Centro Nacional de Investigación Sobre la Evolución Humana impartió en la Casa de Cultura de Noreña, organizada por la Asociación Cultural Contigo.

El científico explicó que gracias a las técnicas de anatomía digital a partir de un fósil se puede reconstruir el molde de su cavidad endocraneal para saber qué tamaño tenía el cerebro, qué forma y las proporciones de las diferentes áreas. «Son informaciones muy importantes que nos permiten conocer de forma casi directa las variaciones que ha sufrido el cerebro en los últimos cinco millones de años», aseguró.

De una manera muy didáctica, Bruner detalló la evolución que ha experimentado el homo sapiens y las nuevas teorías surgidas al respecto y destacó que «entre el cerebro y el entorno, todo el cuerpo funciona como una interfaz en la que el ojo y la mano hacen el 90% del trabajo».

Asimismo, hizo hincapié en que «la cultura y la tecnología son parte de nuestro sistema sensorial» y apuntó que «la cognición del ser humano depende de su cultura». En cuanto a la relación con las nuevas tecnologías, señaló que «el primer 'cyborg' fue un tío que cogió una piedra y empezó a hacer cosas que antes no podía».

Temas

Noreña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos