Equo se desmarca de María Fernández y mantiene su apoyo a Somos Siero

María Fernández López en el sillón del salón de Plenos que hasta ahora ha ocupado como concejala de Somos Siero. / PABLO NOSTI
María Fernández López en el sillón del salón de Plenos que hasta ahora ha ocupado como concejala de Somos Siero. / PABLO NOSTI

La edil justifica su abandono al entender que el grupo municipal no está dando una respuesta adecuada a los problemas del concejo

LYDIA IS POLA DE SIERO.

«La solicitud de cambio de grupo municipal por parte de María Fernández López no cuenta ni con el respaldo ni con el apoyo ni la complicidad de Equo Asturies». Así de contundente se mostró ayer la formación política tras la dimisión presentada el sábado por la hasta ahora edil de Somos Siero y que pasará a ser no adscrita al no renunciar a su acta de concejal.

De esta forma, Equo se desmarca de Fernández y garantiza su apoyo a la candidatura de unidad popular en la que concurrió en las pasadas elecciones municipales. «Deseamos que su trabajo continúe con normalidad», señaló ayer una de sus portavoces, Olga Álvarez, en un comunicado. Además, anunció que la mesa de coordinación estudiará en los próximos días las acciones a tomar.

7
concejales tiene el Grupo Municipal Socialista. Al alcalde, Ángel García, lo acompañan Aurora Cienfuegos, Javier Rodríguez, Natividad Álvarez, César Díaz, Noelia Macías y Alberto Pajares.
5
suma Foro Asturias, encabezado por el exalcalde Eduardo Martínez Llosa. Completan el grupo Paula Onís, José Manuel Miranda, Valeriano Rodríguez y Susana García.
3
ediles tendrá el grupo de Somos Siero, tras la baja de María Fernández López. Permanecen Javier Pintado, Ana Ballester y David Fernández Suco.
3
son los que mantiene Izquierda Unida, Edgar Cosío, María González y José María Viesca.
2
concejales fueron los que se quedaron en el Partido Popular tras el abandono de Javier Seoane y su paso a los no adscritos. Son Beatriz Polledo y Cristóbal Lapuerta.
1
solo edil tienen Ciudadanos, la Plataforma Vecinal de La Fresneda y el Partido Independiente de Siero, además de los no adscritos Javier Seoane y María Fernández.

Tal y como señaló EL COMERCIO, la decisión de Fernández causó una gran sorpresa en el partido en el que milita al tratarse de algo inesperado, ya que Equo estaba negociando con la asamblea de Somos Siero la resolución de las discrepancias esgrimidas por la edil, unos encuentros en los que ella misma participó. Asimismo, Álvarez recordó que «los cargos públicos se deben a la asamblea que los ha elegido».

Una postura con la que coincide Somos Siero, que sostiene que Fernández «comete un flagrante incumplimiento del código ético firmado antes de las elecciones municipales, en el que tanto ella como el resto de los integrantes se comprometían 'por su honor y honestidad' a entregar el acta de concejal si en algún momento no querían seguir participando en el proyecto, fuera cual fuera la causa».

En el grupo municipal la dimisión de la edil también ha causado sorpresa. «No expuso nunca ninguna disconformidad sustancial política o ideológica con el proyecto ni tampoco su intención personal de abandonarlo», aseguraron.

Críticas a Podemos

Por su parte, María Fernández explicó ayer que ha decidido dejar Somos Siero por entender que se ha ido dejando la agrupación en manos de un único partido político, en referencia a Podemos. «Se ha alejado del objetivo principal; ponerse al servicio de la gente y de los movimentos sociales y ciudadanos para que lideren el proceso de cambio social», apuntó. Y añadió que «Somos Siero ha venido actuando como una extensión de la formación morada sin tener una visión inclusiva de otras formaciones y utilizando una disciplina de partido incompatible con lo que tiene que ser una agrupación de electores».

En este sentido, la edil considera que «no se está dando una respuesta adecuada por parte de Somos Siero a los grandes problemas del concejo, que exigen un diálogo con el resto de grupos municipales» y reitera que sus valores y formas de trabajo difieren en la manera de llevar a cabo la política por parte de Podemos. Y envía un crítico mensaje a la formación: «Defiendo la radicalidad democrática sin las confrontaciones partidistas de la vieja política donde, lejos de buscar únicamente la notoriedad mediante el enfrentamiento, prefiero un trabajo colectivo y consensuado que tenga como resultado decisiones y acciones municipales acordes con el bien común y las políticas verdes».

Asimismo, se compromete «a seguir trabajando y colaborando con todos los grupos municipales para lograr la transición ecológica, un municipio más sostenible y trabajar por el bienestar de toda la ciudadanía en su conjunto».

Con el paso de Fernández a concejala no adscrita, una posición que también ocupa desde el pasado mes de abril el exconcejal del PP Javier Seoane, la corporación de Siero, formada por 25 ediles, se fragmenta aún más, con ocho grupos municipales, tres de ellos con un solo edil.

Temas

Equo, Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos