La Escuela de Verano Evades se clausura con sugerencias para asumir los cambios

Los ponentes con las autoridades de Siero y Noreña y los responsables de Evades.
Los ponentes con las autoridades de Siero y Noreña y los responsables de Evades. / SUSANA SAN MARTÍN

El empresario Inaciu Iglesias y el el director de la FADE, Alberto González, expusieron quince razones para afrontar nuevos retos profesionales y vitales

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

La vigésima edición de la Escuela de Verano, Evades, se clausuró ayer en Pola de Siero con una mesa redonda protagonizada por el empresario Inaciu Iglesias y el director de la Federación Asturiana de Empresarios, Alberto González, quienes departieron sobre una quincena de razones para afrontar los cambios profesionales y en la vida. La charla estuvo presentada por el exdirector de Evades, Enrique Riesgo.

Iglesias enumeró el entorno, el acierto en la adaptación, el correcto manejo de los tiempos o el equilibrio constante. Habló de la dureza que suponen esos cambios o la necesidad de cumplir con nuestro deber. Aconsejó tres renuncias: «Al dinero fácil y seguro, a los clientes «para los que no somos necesarios y a las personas». Y concluyó diciendo que el fin último es lograr «la independencia y empresas rentables».

Por su parte, González sintetizó los cambios en cinco aspectos: porque son inevitables, que sean por decisión propia, la importancia de la anticipación, manejar varias alternativas y que todas las transformaciones sean a mejor. Después bromeó con que el único cambio que no se había producido en Asturias en los últimos cuarenta años era el del clima. «El resto cambió absolutamente todo y a mucho mejor», dijo. Y fue comparando las transformaciones de la región en esperanza de vida, sanidad, infraestructuras, vivienda o empleo, lo que no significa que no haya que seguir «afrontando retos importantes que supondrán cambios profundos», afirmó. Como conclusión, recomendó «saber que van a ocurrir y ser gestores de nuestros propios cambios como individuos y como sociedad, porque si no nos llevarán por delante».

Evades tuvo este año una participación de trescientas personas entre los cursos presenciales, monográficos, teleformación y las mesas redondas, además de una jornada de convivencia para festejar la efeméride.

Fotos

Vídeos