La estación de autobuses de la Pola trasladará su actividad a la parte trasera

Vista del paraguas diseñado por Ildefonso Sánchez del Río en la Pola. / SUSANA SAN MARTÍN

Las obras de rehabilitación del paraguas diseñado por Ildefonso Sánchez del Río obligarán a reorganizar el tránsito de pasajeros a partir de septiembre

L. I. A. POLA DE SIERO.

La rehabilitación del paraguas invertido diseñado por Ildefonso Sánchez del Río, construido en 1973 y ubicado en la actual estación de autobuses de la Pola, obligará al Ayuntamiento de Siero a reordenar la circulación y el tránsito de pasajeros en la zona.

Las obras, que ya han sido adjudicadas por 201.281 euros a una empresa vallisoletana con gran experiencia en restauración de monumentos, comenzarán en septiembre y tienen un plazo de ejecución de tres meses, por lo que durante ese período los autobuses serán desviados al andén situado en la parte trasera del edificio, frente a las dependencias de la Policía Local.

El alcalde, Ángel García, presentó ayer la actuación y recordó que se trataba de un compromiso pendiente que había sido acordado en el Pleno por varios grupos municipales. «Es una joya que tenemos en la Pola y está un poco deslucida», lamentó. Además, reconoció que tanto los trámites administrativos como la dificultad técnica de la intervención retrasaron su comienzo.

De hecho, la complejidad de la estructura -1.250 metros cuadrados sujetados por un pilar central-, llevó a la oficina técnica a externalizar la redacción del proyecto, de la que se encargó el arquitecto catalán Robert Brufau, que colaborará en la dirección de obra con la oficina técnica del Ayuntamiento y el ingeniero Antonio Aguado de Cea.

Será la segunda rehabilitación de una de las emblemáticas obras de Sánchez del Río, ya que en 1990 también fue necesario intervenir. En este caso, el paso del tiempo originó óxido y grietas, lo que provocó el desprendimiento de la capa de hormigón y obligó hace años a cubrir la estructura con una red protectora.

Por su parte, el arquitecto municipal, Benito Díaz, calificó el paraguas como «una de las mejores obras de ingeniería arquitectónica de Asturias, incluso de España» y detalló las cuatro fases en la que se dividirán los trabajos de reparación.

Así las cosas, primero se intervendrá en los nervios, en la mampara y en el pilar central para posteriormente eliminar la capa de hormigón que está en mal estado y limpiar el óxido de las armaduras metálicas. La tercera fase será de impermeabilización del hormigón y por último se reforzará la estructura. Díaz aseguró que, por su envergadura, la parte más compleja de los trabajos será el 'desapeo' del paraguas, más que las obras de albañilería en sí.

Un espacio para los vecinos

Por otro lado, el alcalde recordó que la intención del equipo de gobierno es aprovechar la rehabilitación para reordenar el entorno de la estación de autobuses, que se llevaría a cabo en una segunda fase. «Queremos recuperar el espacio para los vecinos, que sea una zona de disfrute y esparcimiento, no para los autobuses». apuntó. Y añadió que «es un signo de identidad de la localidad con un gran potencial por explotar pero no está bien aprovechado; para que luzca el monumento hay que despejarlo de vehículos y trasladar los andenes a la parte trasera de la estación».

García estuvo acompañado durante la presentación por Javier Rodríguez Morán, concejal de Infraestructuras, Servicios y Medio Ambiente y por los ediles José Manuel Miranda, de Foro y Juan Camino, del Pinsi.

Más

Fotos

Vídeos