«El estado de la sede de Cruz Roja en Lugones es descorazonador»

La sede de Cruz Roja en la calle Severo Ochoa de Lugones permanece cerrada. / SUSANA SAN MARTÍN
La sede de Cruz Roja en la calle Severo Ochoa de Lugones permanece cerrada. / SUSANA SAN MARTÍN

Aurora Lores, presidenta de la asamblea de Siero, destaca que los archivos que albergaba están «deshechos» tras el robo sufrido el 4 de febrero

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

«Descorazonador» es el adjetivo que empleó ayer María Aurora Lores, presidenta de la Asamblea de Cruz Roja de Siero, para referirse al estado actual de las dependencias de Lugones, ubicadas en la calle Severo Ochoa. Las sedes de la institución humanitaria sufrieron un asalto en la madrugada del domingo 4 de febrero.

Las dependencias fueron las que más destrozos padecieron, al vaciarse varios extintores y verterse el contenido de botellas con productos químicos de limpieza. Lores destacó que los voluntarios de Cruz Roja se encuentran «muy agobiados con temas administrativos y por pedir presupuestos para comenzar con la limpieza y el arreglo de desperfectos», tanto en la Pola como en Lugones. «Lo de Lugones está siendo descorazonador; no sabemos lo que vamos a poder aprovechar de la asamblea», explicó. En este sentido, indicó que una gran parte de la documentación que se custodiaba en las dependencias «está deshecha».

Recuperar la actividad

«Estamos justamente ahora manos a la obra, con el tema de los coches y cambiando cerraduras; seguimos parados en actividades, tanto en la Pola como en Lugones. En la Pola todavía no se está atendiendo, porque estamos desbordados», subrayó.

Lores no supo precisar con exactitud cuándo reanudarán la actividad con normalidad. «En la Pola mínimo quedan diez o quince días; en Lugones va a ser más tiempo, ya que casi hay que empezar de cero a colocar todo», lamentó. No obstante, recordó que el funcionamiento interno y las labores que prestan los voluntarios fuera de las instalaciones se mantienen pese a los efectos del robo en el funcionamiento diario de Cruz Roja de Siero.

La agrupación cuenta con 96 voluntarios, 50 de ellos activos. Presta servicio en el concejo de Siero, así como en la Mancomunidad Comarca de la Sidra, Noreña y Piloña.

Durante el robo del pasado 4 de febrero los ladrones forzaron en la sede de la Pola una caja fuerte que no se utilizaba para guardar dinero. En su interior solo había blisters con medicinas. Lo único que pudieron llevarse fueron las llaves de los vehículos y las de las dependencias de Lugones. Precisamente, los asaltantes se dirigieron allí una vez que comprobaron que en Pola de Siero no había nada de valor. Su frustración al no encontrar dinero u objetos se materializó en un mensaje que dejaron en la pizarra: 'Hijos de puta, hay que dejar dinero'. Los intrusos también vaciaron en el suelo el contenido de varios envases de productos de limpieza y varios extintores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos