Las fiestas de Lieres terminan con destrozos en las escuelas tras un botellón multitudinario

José Manuel Núñez y Nacho Fonseca muestran las ventanas con los cristales rotos.
José Manuel Núñez y Nacho Fonseca muestran las ventanas con los cristales rotos. / NOSTI

Los vándalos tiraron parte del alféizar de las ventanas y reventaron con un tronco de grandes dimensiones los cristales del edificio

LYDIA IS LIERES.

«Vandalismo y barbarie». Así define Isidro Fal, vecino de Lieres y presidente de la Cofradía de San Antonio, los destrozos causados en las antiguas escuelas de Solvay en la madrugada de ayer por un numeroso grupo de jóvenes que hizo botellón coincidiendo con el último día de celebración de las fiestas de Nuestra Señora de la Salud.

El pintor José Manuel Núñez, que reside y tiene su taller en la zona, fue quien descubrió los daños a primera hora de la mañana. Por la noche había constatado la presencia de una multitud de adolescentes en el entorno del edificio, de propiedad municipal y donde Cáritas y la cofradía tienen cedido un local. A los numerosos cristales que había en el suelo se sumó el hallazgo de un tronco de grandes dimensiones -supuestamente utilizado en el ataque-, varios trozos del alféizar de las ventanas y bolsas de plástico y botellas abandonadas, muchas de ellas también rotas. «Es destrozar por destrozar», lamentó Nacho Fonseca, otro de los vecinos.

Hasta la zona se desplazó ayer la Guardia Civil para comprobar los daños y tomar fotografías que incorporarán a la investigación que ya está en curso. Y es que en la madrugada del domingo también se produjeron altercados que se saldaron con el cristal de una vivienda particular y uno de los canalones de las escuelas roto. Los vecinos confían en que la labor de los agentes y la existencia de una grabación pueda llevar a la identificación de los vándalos.

«En vez de ir a divertirse al prau de la romería donde otros jóvenes de Lieres cogieron la comisión de festejos para intentar sacar adelante la fiesta, estos desaprensivos se fueron a medio kilómetro a hacer una fiesta paralela», rechazó Isidro Fal, quien también criticó la numerosa basura y los restos de botellas abandonados en el parque infantil. Asimismo, pidió a los grupos municipales que impulsen una ordenanza anti botellón y recordó que es el tercer año consecutivo en el que se producen destrozos.

Fotos

Vídeos