La Fiscalía pide dos años de prisión para un profesor de Ceceda por abuso sexual

El docente está acusado de haber mantenido conversaciones sobre temas sexuales con un niño de 9 años, al que agasajaba con regalos

LYDIA IS NAVA.

Dos años de prisión, cuatro de alejamiento, seis de inhabilitación para trabajar con menores, tres años de libertad vigilada y una indemnización de 3.000 euros por daños morales, es la condena que la Fiscalía del Principado pide para el profesor interino de Educación Infantil que en 2016 fue detenido como presunto autor de un delito de abuso sexual continuado hacia un menor de nueve años y alumno de las escuelas de Ceceda, en Nava. La vista oral se celebrará hoy, a las 10.15 horas, en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo.

Las alarmas saltaron en marzo de 2016. La madre del pequeño presentó una denuncia ante la Guardia Civil al observar que el rendimiento escolar de su hijo había disminuido y que incluso se había alterado su caligrafía. La mujer, que también sospechaba del uso que el menor hacía de la tablet durante los fines de semana y de los regalos que había recibido decidió ponerlo en conocimiento de la Benemérita, que de inmediato inició una investigación que culminó el 10 de marzo con la detención del docente. Además, durante un registro en el domicilio del maestro, los agentes intervinieron herramientas informáticas y dispositivos destinados al almacenamiento de archivos.

Por su parte, el Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, que en la actualidad tiene 35 años, comenzó a relacionarse en noviembre de 2015 con varios alumnos del colegio, de entre seis y doce años, con los que jugaba en ocasiones en el patio «y a los que prodigaba abundantes besos y abrazos». El escrito añade que una vez que, a través de este procedimiento, se ganó la confianza de un menor de 9 años, comenzó a mantener con él conversaciones a través de la aplicación 'Skype' durante las noches de los fines de semana que se prolongaron hasta febrero de 2016. «En todas ellas, comenzaba hablando de cuestiones de interés del niño, como el fútbol o el colegio, pero luego desviaba la conversación a temas sexuales totalmente inapropiados y alejados de cualquier fin educativo o didáctico», añade la Fiscalía, que asegura que «consciente de que tales conversaciones no eran adecuadas, el acusado recordó al niño que las cosas de las que hablaban eran secretas». Asimismo, el menor recibió como regalos mandos a distancia, un volante, unos pedales para la Play Station y diversos juegos.

La detención del docente, que de inmediato fue apartado del colegio de Ceceda y supuso una orden de alejamiento de cien metros del menor dictada por el Juzgado de Instrucción de Piloña, causó un gran revuelo tanto en la comunidad educativa como en la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos