Los funcionarios de la cárcel piden la equiparación salarial con los de Cataluña

Centro Penitenciario de Asturias. /  DANIEL MORA
Centro Penitenciario de Asturias. / DANIEL MORA

Decenas de trabajadores se encerraron en el Centro Penitenciario de Asturias para pedir una reunión con el ministro del Interior

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Varias decenas de trabajadores del Centro Penitenciario de Asturias, convocados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), protagonizaron ayer un encierro de protesta en la sala de juntas de las instalaciones carcelarias para reclamar la equiparación salarial con sus compañeros de Cataluña, única comunidad autónoma que tiene transferidas las competencias en materia penitenciaria.

Según explicó Luis Miguel López, responsable de Instituciones Penitenciarias del CSIF en Asturias, se trata de una movilización nacional y «exigimos que se convoque una mesa negociadora con el ministro del Interior». Su espejo es el acuerdo entre el ministerio y los cuerpos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para que dentro de tres años se les equiparen los salarios con los de los Mossos d'Esquadra. «Todos somos compañeros en el Ministerio del Interior y nosotros hemos quedado aparte. Además, ellos son unos 180.000 y nosotros 22.000, con lo que sería fácil entrar en esa negociación».

La diferencia salarial media entre los funcionarios del ministerio y los pertenecientes al Gobierno catalán es de más de 400 euros brutos mensuales y según los cálculos de CSIF la equiparación salarial le supondría a Interior 160 millones al año.

En el Centro Penitenciario de Asturias trabajan 446 funcionarios, entre personal de interior, de oficinas y sanitario, pero uno de los problemas con los que se encuentran es que «la media de edad es de 54 años. Dentro de cinco años se jubilarán 60 trabajadores. Actualmente tenemos problemas serios por falta de personal, pero, si no hay contrataciones, dentro de cinco años no será viable», asegura López.

Otra de las demandas de estos funcionarios es que «se nos considere agentes de la autoridad a todos los efectos, dado el trabajo que realizamos, con el ejercicio legitimado de la fuerza, porque sufrimos agresiones, trabajamos en lugares de conflicto y necesitamos que se nos proteja de los atentados que sufrimos a diario», explica el representante sindical.

Pero también consideran que la sociedad no conoce suficientemente su trabajo y sus problemas. Reconocen que tanto la Policía como la Guardia Civil «han conseguido un prestigio social que nosotros echamos de menos. Estamos a su lado, pero nuestro trabajo no es visible y se lo queremos explicar a la sociedad», apuntó Luis Miguel López.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos