La Fundación de la Sidra sacará a concurso el puesto de dirección para el Museo

Los patronos que acudieron ayer a la reunión de la Fundación de la Sidra charlan en la puerta del museo. / PABLO NOSTI
Los patronos que acudieron ayer a la reunión de la Fundación de la Sidra charlan en la puerta del museo. / PABLO NOSTI

Los patronos aprueban por unanimidad la propuesta del presidente, Juan Cañal, basada en un informe jurídico externo

LYDIA IS NAVA.

El patronato de la Fundación de la Sidra avanzó ayer un paso más para desbloquear el nombramiento del puesto de dirección para el Museo ubicado en Nava, un cargo vacante desde que en 2014 el arqueólogo Elías Carrocera presentó su dimisión.

El presidente y alcalde de Nava, Juan Cañal, explicó que la Fundación solicitó a un despacho de abogados la elaboración de un informe jurídico para determinar la forma idónea de contratación. «Nos aconseja llevar a cabo un contrato de servicios porque aunque la Fundación es privada, la mayoría de los patronos somos administración -ayuntamientos y Gobierno del Principado- y, por tanto, estamos sometidos a la contención del gasto público en materia de contratación que contempla la ley de Presupuestos Generales del Estado», detalló. Asimismo, señaló que una de las particularidades de este tipo de contrato es que no se podrá producir la consolidación, como personal del sector público, de la persona que ocupe la dirección del museo.

El documento fue debatido ayer por los patronos, que dieron su visto bueno de forma unánime. Así las cosas, la Fundación encargará de forma inminente la redacción de unos pliegos técnicos que recogerán las características del puesto y los requisitos para acceder al mismo y, posteriormente, saldrán a licitación. «Queremos que salga adelante cuanto antes porque es una cuestión que urge para impulsar las instalaciones», aseguró Cañal. El objetivo principal es que la persona que se ponga al frente del equipamiento mejore su imagen y promoción y lo dote de mayor actividad y contenido.

El nombramiento del puesto de dirección estaba previsto para el mes de abril, pero el presidente de la Fundación se vio obligado a suspender la reunión por falta de cuórum al no asistir un mínimo de siete patronos. Cañal tenía una propuesta y así lo había anunciado en marzo durante el acto organizado por la Buena Cofradía de los Siceratores con motivo de la festividad de San José, pero la posibilidad de una contratación directa no convenció a los patronos.

Cuentas saneadas

Asimismo, la Fundación de la Sidra también aprobó ayer la cuenta general del pasado año. «Amortizamos los dos préstamos que habíamos solicitado para sufragar las indemnizaciones a los trabajadores y a la espera de que todos los patronos realicen las aportaciones correspondientes al presente ejercicio ya podemos decir que tenemos unas cuentas saneadas que nos van a permitir hacer inversiones de mejora en el museo», adelantó Cañal. El equipamiento cerró a principios de año para acoger labores de mantenimiento.

Temas

Nava, Sidra

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos