«Hay gente que vino a hacer cola de noche para apuntar a sus hijos a natación»

Usuarios de la piscina climatizada de la Pola, hacen cola para formalizar las inscripciones. / PABLO NOSTI

Los usuarios piden al equipo de gobierno que modernice el sistema de inscripción, que únicamente es válido de forma presencial

LYDIA IS POLA DE SIERO.

La natación trae cola en Siero. Un año más, inscribir a los niños en los cursillos que ofrece el Patronato Deportivo Municipal de Siero ha resultado para muchos padres una auténtica aventura y ha vuelto a desatar las protestas de los usuarios, que califican el sistema de «tercermundista».

El principal motivo de las quejas es que para formalizar la inscripción hay que ir obligatoriamente a la propia piscina. Muchos, como si se tratara de la cola para un gran concierto, establecen turnos y los hay que hasta piden horas en el trabajo. Y otros optan por pedir el favor a conocidos. «En pleno siglo XXI, hubo gente que hizo noche para poder apuntar a sus hijos», señaló uno de los padres. En su caso, acudió a las seis de la mañana a las instalaciones de la Pola y se encontró con una treintena de personas por delante, aun faltando dos horas y media para la apertura. «Más que un problema de plazas es de horarios, todos queremos coger el turno que mejor nos conviene, pero no podemos presumir de ser el cuarto concejo de Asturias y luego funcionar tan mal para algo tan básico como unos cursillos», añadió.

Otro de los problemas son los retrasos en la propia formalización de las inscripciones. El personal de la piscina comenzó a atender a los padres a las ocho y media de la mañana pero fue inevitable que se formaran largas colas y algunos esperaron, resignados, durante más de una hora. A mediodía, aún no se había desatascado la fila.

Asimismo, se produjeron protestas porque el Ayuntamiento no publicita los plazos y únicamente están anunciados en la piscina. «No solo tienes que venir a apuntarte, si no que además o estás al tanto y llamas cada poco para preguntar o no te queda otra que desplazarte para saber cuándo abren y no perder el día», apuntó otra de las madres afectadas, que sugirió que se utilicen las redes sociales y la página web municipal para ofrecer este tipo de información. «Hay que modernizarse», añadió.

No fue la única. Los usuarios instan al equipo de gobierno a cambiar el sistema y a buscar una fórmula que permita hacer la solicitud sin necesidad de moverse de casa. «Se está haciendo en todas partes», defienden.

Plataforma digital

El problema no es nuevo y hace dos años el alcalde, Ángel García, anunció que el Ayuntamiento estaba trabajando para impulsar una plataforma digital propia del patronato que, entre otras cosas, permitiría a los usuarios apuntarse a los cursillos a través de internet. Sin embargo, aún no se ha materializado. Esta iniciativa solucionaría el problema de las colas y facilitaría también el alta de abonados en el patronato, otro trámite que en la actualidad también debe hacerse de forma presencial presentando la correspondiente ficha de inscripción con una fotografía y el justificante de pago.

Fotos

Vídeos