El Gobierno central mejorará las estaciones de Lugo y la Pola

El anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado incluye partidas para la accesibilidad de las terminales de tren

MARCOS GUTIÉRREZ SIERO/LLANERA.

Asturias recibirá 215 millones de euros en inversiones ferroviarias si los presupuestos del Estado son aprobados. Esas son las cantidades contempladas en el proyecto que ayer fue entregado a los grupos parlamentarios. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó ayer en Oviedo que el 40% de esas inversiones previstas, 127,5 millones de euros, se reservan para infraestructuras de este servicio.

En lo que compete al Ministerio del Fomento, dentro del apartado de actuaciones en estaciones, se han previsto por parte de ADIF obras de mejora en diferentes estaciones, fundamentalmente en materia de accesibilidad. Entre esas donde se ha previsto actuar en 2018 está la de Pola de Siero, aunque no especifica la partida.

Movilidad

También el documento prevé llevar a cabo el proyecto de mejora de la accesibilidad en la terminal de tren de Lugo de Llanera. Como se anunció a finales del pasado año, esta batería de mejoras implica la ejecución de elevadores, aprovechando los huecos de las plataformas actuales. Se realizarán las pertinentes pruebas para su puesta en marcha y legalización para personas de movilidad reducida. Otra de las actuaciones es la remodelación del paso inferior para adaptarlo a la normativa de accesibilidad.

Además, Renfe ejecutará pavimentos podotáctiles en rampas y escaleras cumpliendo con la normativa de accesibilidad. También se adecuarán los pavimentos de borde de andén a la normativa de accesibilidad.

Fomento también tiene previsto otras inversiones de carácter reginal que afectan a la zona, como la licitación de la redacción del proyecto de la A-66, el tramo de Lugones a Matalablima. Adjudica la ampliación de un tercer carril y la remodelación de los enlaces de en este tramo. Las actuaciones a proyectar en los casi cuatro kilómetros de longitud total consistirán en la ampliación de las calzadas de la autovía en el mencionado trayecto, mediante la creación de un tercer carril que ocupará parte de la mediana. Asimismo, incluirá la mejora de los enlaces de Lugones, Paredes y Matalablima.

Todas estas partidas dependen de que el Gobierno central logre sacar adelante los presupuestos. Una tarea que no parece sencilla, a priori, ya que a día de hoy su anterior socio clave, el PNV, ha supeditado su voto a favor de las cuentas a la retirada inmediata del artículo 155 en Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos