La Guardia Civil detiene a un hombre de 40 años como autor de cuatro robos

L. I. A. POSADA.

Sustraía los vehículos y después se desplazaba a cometer robos. Así era el modus operandi de J.L.M.M., el oventense de 40 años al que la Guardia Civil detuvo el pasado martes, en el marco de la operación 'Cuple', como presunto autor de una docena de delitos. Se le atribuyen cuatro robos con fuerza en Siero y Llanera, tres sustracciones de vehículos, uno de daños, así como dos delitos contra la seguridad vial, uno de atentado a agente de la autoridad y otro de desobediencia tras protagonizar una huida temeraria.

Los agentes iniciaron la investigación a finales de octubre tras el robo de 1.715 euros de la máquina registradora de la gasolinera de la AS-II, en Llanera, en el que descubrieron que se había utilizado una furgoneta sustraída esa misma noche del interior de un garaje de Lugo y que fue localizada calcinada en un camino de Santa Rosa.

Los siguientes robos tuvieron lugar en una vivienda de Siero -herramientas y dos turismos-, en una nave industrial del polígono de Los Peñones -maquinaria, una cámara de fotos y dinero-, y en la cafetería de la estación de servicio de Robledo I de Llanera, -la máquina registradora-.

El juez decretó el ingreso del detenido en el Centro Penitenciario de Asturias y la Guardia Civil continúa las investigaciones para tratar de localizar al resto de personas implicadas en los robos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos