Gustavo Mata hablará el 28 de abril sobre la figura de Pepín Domínguez

Gustavo Mata con Juanjo Domínguez, cronista de Siero y sobrino de Pepín Domínguez. /  PABLO NOSTI
Gustavo Mata con Juanjo Domínguez, cronista de Siero y sobrino de Pepín Domínguez. / PABLO NOSTI

El ingeniero afincado en Madrid protagonizará la conferencia del XXVIII Encuentro de Profesores y Alumnos de la Fundación Don Manolín-Alfonso X El Sabio

JOSÉ CEZÓN SIERO.

El ingeniero poleso afincado en Madrid Gustavo Mata Fernández-Balbuena recuperará la figura del sierense José Domínguez Vigil-Escalera (1916-1988) en la conferencia del XXVIII Encuentro de Profesores y Alumnos de la Fundación Don Manolín-Alfonso X El Sabio, que tendrá lugar el sábado 28 de abril en la Pola.

La conferencia se titulará 'Pepín Domínguez: artista de talento singular y hombre elegante, discreto y, por encima de todo, bueno' y rendirá homenaje a un poleso polifacéticoo y un artista de la decoración, el dibujo y las artes plásticas en general. Fue también autor de conocidas letras para el compositor Ángel Embil, de la exitosa comedia teatral 'Les muyeres son así' o de las denominadas 'Estampas asturianas'. «Será una conferencia transversal en la que analizaré su obra y hablaré, sobre todo, de la persona», adelantó Mata.

«Se lo debía», resume el conferenciante para explicar el porqué de elegir a esta persona, por la que sintió siempre un gran cariño y admiración, al igual que por su esposa Menchu, «que se llamaban como mis padres», comenta. Esa 'deuda' sentimental se remonta al año 1985 cuando Gustavo Mata pronunció el pregón de las fiestas de Nuestra Señora del Carmen y Carmín. El ponente se planteó entonces como idea nuclear que la Pola era «como una madre que presume de los sus fíos, que aquí sí puedes ser profeta en tu tierra y que si te pasaba algo bueno, la Pola lo magnificaba».

«Se lo debía», asegura Mata por algo que vivió cuando leyó el pregón del Carmín en 1985

Coincidió que Mata le comentó esa idea central a Pepín Domínguez y cuando, a los tres o cuatro días, fue a mostrarle el último borrador, este le regaló un poema que condensaba sus pensamientos y que no dudó en incorporar al pregón. «Me escribió una cosa preciosa», recuerda Mata, sin poder contener la emoción al recitar alguno de los versos. Desde ese momento supo que, si alguna vez volvían a llamarle en su villa natal, «tendría que ser para hablar de Pepín».

Un ponente muy cualificado

Y han sido los promotores del encuentro anual de antiguos alumnos de este colegio -donde Mata cursó Ingreso, Primero y Segundo de Bachillerato- quienes le han dado esta oportunidad. De hecho, ya se lo habían propuesto hace unos años, pero le resultó imposible aceptar por motivos profesionales. De dilatado currículo, Mata es consultor de Estrategia y Análisis de Organizaciones y profesor de varias universides de España y América Latina. Su presencia en la villa constituye también un atractivo para todos sus amigos y paisanos.

Este vigesimoctavo encuentro constará, como cada año, de una misa al mediodía en la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol en memoria de los profesores y alumnos fallecidos. Después se realizará la tradicional foto de grupo; se leerá la conferencia (13 horas), que este año se trasladará, casi con toda seguridad, al bar Premièr (antigua sede del Banco de Siero), y, finalmente, acudirán a almorzar a la sidrería Los Portales de Jaminón.

Este año se conmemorará el octogésimo quinto aniversario de la creación de este colegio mixto de enseñanza media, que funcionó entre 1933 y 1959 con el nombre de Fundación Don Manolín y, luego, como Alfonso X, El Sabio, hasta el año 1968, aunque en ambos períodos se conoció como 'El Centro'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos