El helenista Pedro Olalla presenta en la Pola su documental 'Grecia en el aire'

Pedro Olalla, en Gijón. / PAÑEDA
Pedro Olalla, en Gijón. / PAÑEDA

L. I. A.

El escritor, cineasta, fotógrafo, profesor y traductor helenista Pedro Olalla vuelve a casa y lo hará para presentar mañana, a las seis y media de la tarde en el Teatro Auditorio de Siero, la película documental 'Grecia en el aire', basada en el libro que este poleso que lleva afincado más de dos décadas en el país heleno publicó en 2015 para mostrar las herencias y los desafíos de la antigua democracia ateniense vistos desde la ciudad actual. La proyección irá seguida de un coloquio que estará moderado por el escritor y periodista Xuan Bello.

Olalla explica que el documental, que ha sido financiado a través del micromecenazgo, surgió a raíz de la buena acogida que tuvo el libro. «Se trata de dar un impulso nuevo a la obra y de aportar la imagen a esos escenarios que invitan a la reflexión», apunta.

Asimismo, asegura que avanzar hacia la verdadera democracia seguirá siendo uno de los mayores retos de los próximos tiempos y reconoce que la situación del país heleno ha empeorado en los últimos años. «Ha seguido evolucionando por el mismo camino que le señalan los compromisos con los acreedores y la troika. Es un empeoramiento que no solo se puede medir en cifras y hechos concretos, también afecta a lo psicológico y social porque el partido de Syriza se ha convertido en el ejecutor fiel de ese plan de ruta y eso ha creado desilusión entre la gente», detalla.

Una desilusión que para el autor solo tiene una vía de solución. «Hay voces que apoyan otra estrategia pero que no van a conseguir entrar en el parlamento ni para gobernar ni siquiera para convertirse en una oposición consistente a no ser que en la sociedad se logre por fin un cambio de conciencia a la altura de los hechos y del deterioro que está sufriendo el país», analiza.

Y para lograr esa implicación social, Olalla asegura que hacen falta cambios estructurales «que nunca van a venir favorecidos desde el poder porque va en contra de sus intereses, por lo que si no somos los propios individuos los que nos movilizamos, nunca avanzaremos».

En cuanto a los desafíos que debe afrontar la sociedad, señala que «debemos lograr una mejor redistribución de la riqueza y del poder porque ambos se concentran cada vez en menos manos; si tenemos un desafío democrático es volver a acercar el poder al conjunto de la sociedad». Y añade que «la democracia no solo es el único sistema político que permite la participacion de los ciudadanos en la toma de decisiones, es el único que la exige; sin esa implicación, no es más que un procedimiento para justificar olirgaquías encubiertas», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos