Un incendio deja sin vivienda a un matrimonio de Noreña

Dos de los efectivos de Bomberos trabajan en la extinción del fuego desde el brazo articulado. / NOSTI
Dos de los efectivos de Bomberos trabajan en la extinción del fuego desde el brazo articulado. / NOSTI

Los dos inquilinos resultaron intoxicados leves tras declararse el fuego, que destruyó la primera planta y el tejado

LYDIA IS NOREÑA.

Un incendio dejó ayer sin vivienda al matrimonio formado por Antonio Buj Miguel y Mari Carmen Nuño Rodríguez, vecinos del número 17 de la calle La Portilla, en Noreña, y ambos muy conocidos y queridos en la villa condal.

Eran las dos y media de la tarde y ella acababa de llegar de hacer la compra cuando notó un fuerte olor a humo. Avisó a su marido, que se encontraba acostado en la planta baja y descubrieron que procedía de detrás de un armario ubicado en el primer piso del inmueble, por lo que una de las hipótesis que se maneja es que podría haberse originado por un cortocircuito en la instalación eléctrica.

Entretanto, Eva Alperi, vecina de la casa colindante, acudió a buscarlos al ver el abundante humo que comenzaba a salir del inmueble y a la vez que los trasladaba a su vivienda alertó al 112. De inmediato, el Centro de Coordinación de Emergencias movilizó al jefe de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) de la zona Centro Este, Pablo López Triviño y a ocho efectivos de los parques de La Morgal y San Martín del Rey Aurelio.

También dio aviso a la Policía Local y al puesto de Noreña de la Guardia Civil. Los primeros en llegar a la zona fueron los agentes, que ante el riesgo de que las llamas se propagasen al inmueble de al lado aconsejaron salir al matrimonio, a la vecina que los había auxiliado y a su madre.

A su llegada, la dotación de bomberos se encontró con la vivienda ya en llamas, por lo que, según explicó el jefe de zona, primero comenzaron a atacar el fuego desde el exterior con la autoescalera para frenar el avance hacia las casas aledañas y a continuación, con los equipos de respiración autónoma, accedieron al interior, donde se encontraron que el incendio había pasado a la buhardilla a través de la escalera. El hecho de que la estructura fuera de madera y la cubierta de hormigón, dificultó la extinción y no dieron por controlado el fuego hasta las tres y media de la tarde. Tras la extinción permanecieron en la zona realizando labores de refrigeración, ventilación y desescombro.

Las llamas arrasaron la primera planta y el humo afectó al resto del inmueble, que quedó inutilizado por completo. Por su parte, el matrimonio fue trasladado por la Guardia Civil al centro de salud de Pola de Siero por una intoxicación leve por inhalación de humo y tras ser atendidos, Antonio Buj fue derivado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Por otro lado, la teniente de alcalde de Noreña, Ana González Colunga, también acudió hasta la vivienda y tras mostrar su apoyo a los afectados, les ofreció «toda la colaboración del Ayuntamiento que necesiten».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos