Ismael Bastián gana por sexta vez el Concurso de Sidra de Sariego

Saúl Bastián, Ismael Bastián, Marcos Centeno, José Álvarez 'Pola', Cristian Parajón, Rodolfo Alonso y Nacho Fernández. / NOSTI
Saúl Bastián, Ismael Bastián, Marcos Centeno, José Álvarez 'Pola', Cristian Parajón, Rodolfo Alonso y Nacho Fernández. / NOSTI

Utiliza manzanas de variedades incluidas en la Denominación de Origen Protegida, ciuda al detalle todo el preceso y este año ha elaborado 1.300 litros

LYDIA IS VEGA (SARIEGO).

Es el rey indiscutible de la sidra casera en Sariego. Ismael Bastián Vega, vecino de Pedrosa, se alzó en la noche del viernes con el triunfo en la vigésima segunda edición del concurso organizado por la Asociación de Amigos de la Sidra de Sariego, el más veterano de los que se disputan en la región y en el que se dieron cita veinticinco llagareros. Tras una fase de preselección que tuvo lugar el jueves, los cinco mejores pasaron a la gran final celebrada en el polideportivo municipal.

Con este, ya son seis los primeros puestos que atesora la familia Bastián, ya que tanto Ismael como su nieta Paula son participantes habituales del certamen. «El secreto está en hacer buena sidra, no hay más», aseguró Ismael. En esta ocasión estuvo acompañado por otro de sus nietos, Marcos Centeno, de nueve años, que colaboró en el proceso de elaboración seleccionando las manzanas. Vivir en León no le supone un problema y ayuda gustoso a su abuelo, que confía en que continúe la tradición.

La elección de la materia prima es fundamental para este saregano, que se toma muy en serio el proceso de elaboración de sidra. «Siempre utilizo manzanas de variedades que pertenezcan a la Denominación de Origen Protegida», explica Ismael. También considera importante la limpieza y hacer un seguimiento continuo. «Voy al Serida a Villaviciosa varias veces para analizar muestras», añade. Este año ha logrado una producción de 1.300 litros. El primer depósito lo corchó en mayo y fue ese caldo el que presento al concurso.

Por su parte, Maximino Villarrica presidió la mesa de cata a ciegas. Completaron el jurado Sindo Martínez, Joaquín Cernuda, Tano Collada y Joaquín Fernández. Los expertos otorgaron 43 puntos a la sidra de Ismael, que terminó con una gran ventaja sobre sus dos rivales más directos, el caldo de Rodolfo Alonso, que obtuvo 34 puntos y el de Cristian Parajón, que obtuvo 29 y que se mostró «muy satisfecho» porque fue su primera vez en el concurso. El alcalde de Sariego, Saúl Bastián agradeció la colaboración del grupo de participación juvenil y destacó la alta participación de llagareros locales.

Fotos

Vídeos