Izquierda Unida de Llanera anuncia que buscará la fórmula para construir viviendas públicas

L. I. A. POSADA.

El rechazo de PP, Ciudadanos y el concejal Javier García, de Somos, al convenio entre el Ayuntamiento, Principado y Gobierno central para la construcción de nueve viviendas públicas en las antiguas casas de los maestros de Posada ha supuesto un varapalo para el equipo de gobierno de Llanera, pero el grupo municipal de Izquierda Unida -que tiene asumidas las competencias en Bienestar Social-, anunció ayer que no renunciará a dotar al municipio de este servicio. «Está en nuestro programa electoral, es una prioridad y en nuestras responsabilidades de gobierno buscaremos la fórmula para que sea una realidad en este mandato a pesar de las trabas de la derecha y sus escuderos», explicó la formación en un comunicado.

No faltaron las críticas al PP, del que IU asegura que «no le interesa la vivienda publica y lo demuestra cada vez que tiene oportunidad». Por ello le pide «más claridad» en su posicionamiento. «Esperamos que no sea un desprecio hacia los vecinos que precisan de una vivienda digna; no necesitan caridad, sino políticas sociales y de igualdad justas», defiende la formación.

Asimismo, el comunicado matiza que el reglamento de funcionamiento de las viviendas que exige Ciudadanos ya está en trámites. «Mención aparte merece el concejal de Somos, que desde su salida del gobierno vota junto a la derecha sin argumentar su postura; le exigimos respeto a los vecinos de Llanera porque merecen que sus representantes políticos defiendan los compromisos que adquirieron antes de las elecciones», añade Izquierda Unida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos