Jenaro Soto anuncia que demandará al Ayuntamiento por agravio comparativo

L. I. A. POLA DE SIERO.

«Parece que los voladores pueden estar en todo Siero menos en la Pola». El presidente de la Sociedad de Festejos, Jenaro Soto, no ocultaba ayer su enfado tras conocer la suspensión del lanzamiento de la traca que tradicionalmente se realiza en la plaza de Les Campes, tras la salve a la Virgen del Carmen, a raíz de una denuncia presentada ante la Policía Local por una vecina que alega que el estruendo causa estrés a los animales. «Cada vez no consideran más delincuentes y determinados servicios del Ayuntamiento parece que disfrutan poniendo dificultades», señaló. Y añadió que «espero que los agentes tentan tanto exceso de celo cuando se tiran voladores en el casco urbano para bodas o despedidas de soltero».

Asimismo, anunció que «vamos a solicitar que nos aporten los permisos que poseen otras fiestas del concejo y estudiaremos demandar al Ayuntamiento por agravio comparativo». Soto, que teme que los fuegos artificiales programados para el marte también se cancelen, aseguró que el modelo es el mismo para todas las comisiones y sociedades y que ha cumplido con la normativa.

Lo cierto es que esta edición de las fiestas del Carmín ha estado cargada de polémica desde que se dieron a conocer los primeros detalles. Primero fue la decisión de multar a los padres de los menores que resulten intoxicados por consumo de alcohol durante la romería en el prau, después el diseño de las camisetas y ahora los voladores

Fotos

Vídeos