Juego de tronos en Lugones

Los asistentes a la Ruta de Santa Isabel en el momento del chupinazo.
Los asistentes a la Ruta de Santa Isabel en el momento del chupinazo. / SUSANA SAN MARTÍN

La Ruta de Santa Isabel hace guiños a la serie televisiva y a la política internacional | Miles de personas toman parte en la XIX edición de un evento que, según el presidente de la sociedad de Festejos, Oscar Rilo, «está más que afianzado»

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

Miles de vecinos, asturianos y curiosos venidos de otras provincias empezaron a llegar a Lugones a primera hora de la tarde, para tomar posiciones de cara al comienzo de la XIX Ruta de Santa Isabel. La incógnita de la camiseta de este año, en concreto de su lema, se despejó a medida que los primeros fieles a la gran 'romería urbana' de Asturias comenzaron a hacer acto de presencia por la calle Covadonga y alrededores. En las camisetas amarillas podía leerse 'Juego de tontos' y, en ellas, inconfundibles caricaturas del presidente de EEUU, Donald Trump, y del líder norcoreano Kim Jong-Un ponían sus manos sobre unos inquietantes botones rojos emplazados frente al trono de hierro.

El alcalde de Siero, Ángel García, 'Cepi', no se quiso perder la frenética actividad que, pasadas las siete de la tarde, aún se desarrollaba en la sede de la Sociedad de Festejos Santa Isabel. Su presidente, Oscar García Rilo, situó la cifra de inscritos, a falta del cierre, entre las 2.500 y 3.000 personas. «Son diecinueve ediciones y más que afianzadas», destacó, sin poder ocultar su satisfacción. Las barras de la calle Covadonga, las primeras de la ruta, llevaban el nombre de emplazamientos icónicos de Juego de Tronos (Desembarco del Rey, Islas del Hierro, El Muro...). Antes del chupinazo ya eran un hervidero de gente. Entre los 'madrugadores' se encontraban Luci y Patri, dos hermanas gemelas de Oviedo. «Este año la verdad es que las camisetas son mucho más guapas que las del año pasado», recalcaron. A las ocho menos cuarto una furgoneta con el perfecto sosias de Trump hizo su entrada triunfal. El líder del mundo libre no dudo en hacerse una foto con el propio 'Cepi'. Ya a las ocho, los miles de presentes empezaron a aporrear la barra, como anticipo al celebrado chupinazo que, con puntualidad británica, dio comienzo una ruta que nunca falla a la hora de congregar a sus fieles.

Fotos

Vídeos