El juez requiere a los exgerentes de Joama una fianza de 737.000 euros

Covadonga Hevia, Alberto Rodríguez y Mónica Fernández, tres de los socios de la empresa Joama, en el interior de las instalaciones, actualmente desvalijadas. /  PABLO LORENZANA
Covadonga Hevia, Alberto Rodríguez y Mónica Fernández, tres de los socios de la empresa Joama, en el interior de las instalaciones, actualmente desvalijadas. / PABLO LORENZANA

El auto recoge que el juicio oral contra los tres administradores acusados de apropiación indebida se celebrará en la Audiencia Provincial

LYDIA IS ARGÜELLES / NOREÑA.

Nuevo triunfo judicial para los trece socios de Joama S. A., que llevan casi cinco años litigando con los antiguos administradores de la empresa que cesó su actividad en diciembre de 2013. Pedro Prado, magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Siero, ha dictado un auto mediante el que decreta la apertura de juicio oral contra Juan Manuel Ortega González, Alberto Fernández Penas y Víctor Rosa Fanjul, exgerentes de la compañía de construcciones metálicas, y por el que les requiere una fianza solidaria de 731.224 euros «para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponérseles, con el apercibimiento de que de no prestarla se les embargarán sus bienes». Al pago de esta cantidad se suman, en calidad de responsables civiles solidarios, María Belén Galán González, Sandra Ortega Galán, Raquel Ortega Galán y Lorena Menéndez Galán.

El auto es consecuencia de una querella criminal interpuesta por los socios -representados por Julián Lausín del Barrio-, que acusan a quienes fueron administradores durante los últimos años de vida de la empresa de delitos continuados de apropiación indebida, administración desleal y societarios. Los tres tendrán que responder ante la Audiencia Provincial de Oviedo.

«Estamos satisfechos porque seguimos avanzando, nos hubiera gustado que la fianza fuera mayor porque habíamos pedido casi el doble, pero lo importante es que se resuelva a nuestro favor», señalaron ayer Mónica Fernández, Alberto Rodríguez y Covadonga Hevia, tres de los socios denunciantes. Por el momento, la única noticia que han tenido es que Víctor Rosa, Lorena Menéndez y Alberto Rodríguez han presentado un escrito en el Juzgado en el que declaran que no pueden hacer frente a la fianza.

Asimismo, los socios recordaron que están pendientes de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso presentado por los acusados tras una condena de la Audiencia Provincial de Oviedo dictada en 2016 -derivada de una sentencia del Juzgado de lo Mercantil-, que obliga a pagar a Juan Manuel Ortega y a Víctor Rosa la cantidad de 1.465.234 euros al considerar manifiesta su participación en la comisión de irregularidades. Por su parte, el fallo absolvió a Alberto Rodríguez.

La empresa Joama se creó en el año 1976 y estaba dedicada a las construcciones metálicas. En 1979, su propietario -padre de Juan Manuel Ortega-, se la vendió a sus veintitrés trabajadores, que se convirtieron en socios. Los problemas llegaron en 2012 con retrasos en los pagos y otras irregularidades, lo que les llevó a presentar una querella en noviembre de 2013 en el Juzgado de Siero. Asimismo, los empleados lamentan que las instalaciones estén «desvalijadas», lo que imposibilitaría la reapertura de la empresa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos