La Junta recela de la cesión de parcelas para completar la fase inicial del polígono de Bobes

PP, Podemos y Ciudadanos advierten de que supone una pérdida de dinero y patrimonio, mientras que Foro habla de «anuncio preelectoral»

LYDIA IS POLA DE SIERO.

El anuncio de la licitación para culminar la primera fase de urbanización del futuro polígono de Bobes por parte de Sogepsa y su pago a la adjudicataria mediante un sistema de permuta con la entrega de varias parcelas del futuro área -con una superficie máxima de 114.800 metros cuadrados-, ha sido recibida con recelo por parte de los grupos parlamentarios de la Junta General. «La gestión del gobierno socialista ha sido muy mala, nadie ha dado explicaciones de cuánto dinero se ha perdido en Bobes y está claro que alguna medida había que tomar, pero la fórmula no nos gusta, es intentar terminar las obras a cambio de deshacerse de suelo», apuntó José Agustín Cuervas-Mons, diputado del PP.

Una postura que también desarrolló Héctor Piernavieja, de Podemos. «Hace dos años pedimos un plan de viabilidad que el gobierno se comprometió a entregar en la primera quincena de mayo de 2017, sin él resulta imposible entender cómo vamos a ceder a la adjudicataria un tercio de la reserva de suelo industrial de Bobes simplemente por terminar la urbanización», explicó. Asimismo, el diputado señaló que «cuando defendíamos que no era necesario convertir Sogepsa en una sociedad cien por cien pública para que pudiera operar teníamos razón» e instó a pensar si deben redimensionarse los términos del Plan Parcial de Bobes y la oferta de suelo. «Quizás habría que dedicarlo a otros equipamientos que puedan ser necesarios y consensuados con los vecinos», sopesó.

También Nicanor García, de Ciudadanos, se mostró muy crítico con la gestión del futuro área industrial por parte del Gobierno regional. «Ha sido un despropósito continuo, primero se destinaron 27,5 millones de euros, luego se paralizaron las obras y se condenó a abonar casi 9 millones de euros a la adjudicataria y ahora sale de nuevo a licitación, lo que supone volver a cargar sobre los asturianos otros 7,8 millones de euros», relató. En este sentido, el diputado añadió que «esta solución implica pérdida de patrimonio y de dinero» y afeó a los socialistas no haber negociado la fórmula de la permuta con el resto de grupos.

Por su parte, Cristina Coto, portavoz de Foro, reconoció que «es urgente urbanizar la primera fase y dotarla de accesos» pero matizó que «de momento estamos ante un anuncio en tiempo preelectoral, por lo que habrá que esperar para ver si se refleja en la realidad y sobre todo si hay empresas interesadas».

Para IU, «una solución»

Y Ovidio Zapico, diputado de Izquierda Unida, señaló que «Bobes ha supuesto un despilfarro tanto económico como social y posiblemente la que se plantea no sea la mejor solución, pero ahora mismo es de las menos malas». Asimismo, hizo hincapié en que «el objetivo final tiene que ser poner el suelo a disposición del tejido empresarial asturiano para reactivar la economía y generar puestos de trabajo de calidad y de paso eliminar el plumero de la Pampa».

Las obras de urbanización tienen un presupuesto de 7,8 millones de euros y las empresas interesadas en la licitación disponen hasta el 4 de abril para remitir sus ofertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos