Los ladrones roban por tercera vez en un año en el centro de salud de Lugones

Los ladrones roban por tercera vez en un año en el centro de salud de Lugones
Exterior del edificio del centro de salud de Lugones, ayer. / PABLO NOSTI

«Venimos a trabajar con miedo», admiten los trabajadores, que no descartan convocar una huelga si no se toman medidas de seguridad

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

Los profesionales del centro de salud de Lugones están «hartos». Así se mostraron ayer tras explicar que se ha producido un nuevo robo en el edificio, el tercero en catorce meses. Ocurrió en la madrugada del miércoles al jueves: los ladrones desmontaron la puerta de seguridad de emergencia del centro de salud y accedieron a su interior. Aunque «por suerte no se cruzaron con nadie», llegaron hasta la zona de administración e «intentaron arrastrar la maquina del café, pero como no pudieron se hicieron con la pantalla del ordenador» y después huyeron, comentó ayer una trabajadora del centro de salud, que prefirió mantenerse en el anonimato ante la situación de inseguridad. Los trabajadores se percataron del robo por la mañana, cuando una administrativo les alertó del estado en el que se encontraba la puerta de emergencia.

No es nuevo. «Hace tres semanas le robaron el dinero de la cartera a una compañera. Aprovecharon que dejaron un poco abierta la ventana de la salita y accedieron al interior», dijo. Además de los tres robos en el centro de salud en los últimos catorce meses, unos ladrones también rompieron las lunas del coche a una trabajadora para robar en su interior.

Reuniones

Los profesionales confiesan que van a trabajar «con miedo» y estudian tomar medidas «más fuertes» para que sus solicitudes sean escuchadas. «No descartamos nada, ni siquiera hacer una huelga. Está claro que medidas vamos a tomar».

Porque la paciencia de la plantilla está llegando al límite: «Estamos hartos de decir que este centro es muy inseguro y de reclamar alternativas como cámaras de seguridad, protección en salas comunes o que se refuercen las puertas de entrada», explicó. «Nos hemos puesto en contacto con gerencia, mantenimiento, hemos mandado una carta la semana pasada al gerente del SESPA, hemos mantenido una reunión pero nada», añadió. Se preguntó finalmente «a dónde se tendrá que llegar» para que atiendan sus demandas y el centro de salud sea por fín seguro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos