Llanera hará un inventario con 11.500 hectáreas de fincas y patrimonio rústico municipales

Gerardo Sanz, María Jesús Álvarez, Alfredo Rodríguez, Ibo Álvarez, José María Rodríguez y Valentín Álvarez, en el recinto ferial. / S. S. M.
Gerardo Sanz, María Jesús Álvarez, Alfredo Rodríguez, Ibo Álvarez, José María Rodríguez y Valentín Álvarez, en el recinto ferial. / S. S. M.

Gerardo Sanz cree que el acuerdo con el Banco de Tierras solucionará el problema de «usurpación de terrenos» que se ha detectado en el concejo

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales y el Ayuntamiento de Llanera firmaron ayer un convenio de colaboración que permitirá identificar todas las propiedades rústicas municipales con el fin de que el Consistorio pueda gestionarlas eficazmente para poder ponerlas a disposición «de los profesionales ganaderos y agrícolas que tengan interés en las fincas», afirmó la consejera, María Jesús Álvarez.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, destacó que el acuerdo sirve para «hacer una foto fija de los comunales que tenemos en Llanera». De acuerdo con el regidor llanerense, esas 11.500 hectáreas se rigen por una ordenanza de los años cincuenta. En este sentido, la finalidad pasa por «poner primero en orden, para poner luego en valor» los mencionados terrenos y que puedan «estar a disposición de quienes trabajan la tierra».

Este convenio de colaboración con el Banco de Tierras servirá, asimismo, para solucionar un problema que viene detectando el Ayuntamiento, relacionado con la usurpación de terrenos por parte de ganaderos y particulares que, en muchos casos, ni siquiera pertenecen al concejo de Llanera. «Muchos de esos terrenos hasta ahora puede que fueran desconocidos para nosotros; algunos incluso están usurpados y no sabemos quién los está aprovechando y otros están abandonados; estamos, pues, ante una inseguridad jurídica en la que se encuentran muchos de esos comunales», dijo. «Es un problema típico de aquellos terrenos que llevan muchos años sin gestionarse desde el Ayuntamiento», destacó Gerardo Sanz. El primer edil de Llanera resaltó que «hemos llevado a cabo algunas actuaciones en diferentes comunales donde había ganado de fuera de Llanera. Después de tantos años sin hacer ninguna gestión al respecto se ha ido un poco de la mano».

Sanz explicó que este es uno de los acuerdos que el equipo de gobierno se había planteado para esta legislatura.

Seguridad jurídica

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias destacó que el convenio permitirá conocer «de forma exhaustiva» el patrimonio rústico municipal y la situación en la que se encuentran sus montes y fincas. Explicó que el patrimonio rústico de Llanera, una vez clarificado y dotado de seguridad jurídica, podrá incorporarse a la bolsa de fincas que administra el Banco de Tierras, entidad que asegura «transparencia, seguridad jurídica y que las fincas en arrendamientos, a través de este servicio, se mantengan en buenas condiciones, las mismas en las que las recibirá el propietario que las entregó». Insistió en el hecho de que movilizar el mercado de la tierra e identificar la propiedad es «una labor muy necesaria porque es la base imprescindible para un buen desarrollo del sector primario».

El acuerdo firmado por el Ayuntamiento de Llanera y la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales tiene una vigencia de dos años prorrogables, durante los que el Banco de Tierras del Principado de Asturias aportará al Consistorio «su capacidad técnica, recursos humanos y experiencia para realizar la investigación que permita identificar las propiedades, así como clasificar el tipo de fincas e incluso abordar propuestas de uso adecuadas a las características de cada terreno», señaló la responsable regional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos