Llanera da por perdido el proyecto de reforma de las casas de los maestros

Las casas de los maestros, vistas desde el Colegio Público San José de Calasanz. /  SUSANA SAN MARTÍN
Las casas de los maestros, vistas desde el Colegio Público San José de Calasanz. / SUSANA SAN MARTÍN

El equipo de gobierno ve «irresponsable» el voto en contra de la oposición, que priva al concejo de «medio millón de euros de inversión»

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

Los nueve votos en contra del Partido Popular, Ciudadanos y el edil de Somos Javier García tumbaron en el Pleno del jueves el convenio para rehabilitar las casas de los maestros y crear nueve viviendas sociales en Posada. Pese a que minutos después de la finalización de la sesión plenaria miembros del equipo de gobierno aún se planteaban la posibilidad de salvar el proyecto, ayer ya lo daban por perdido definitivamente.

En un comunicado, el equipo de gobierno llanerense lamentó que «la acción conjunta del conglomerado formado por el PP, Ciudadanos y el concejal díscolo de Somos Llanera» haya dejado al concejo «sin nueve viviendas sociales y sin una inversión próxima al medio millón de euros», al rechazar «con total irracionalidad» la firma del convenio entre el Gobierno central, Principado y Ayuntamiento.

El actual equipo de gobierno, recordó, finalizó el expediente de desafección para incorporar las casas de los maestros definitivamente al patrimonio municipal, «solucionando un expediente que estaba sumido en el más absoluto de los olvidos desde el año 2002». En esta línea, insistió en el hecho de que el coste de derribar los edificios (160.000 euros) es ligeramente inferior al que hubiera supuesto para las arcas municipales rehabilitarlos (179.000).

Un informe de los Servicios Sociales municipales de julio de este mismo año detectó que existen en Llanera más de 300 familias que reunirían requisitos para acceder a una de esas nueve viviendas en proyecto. Abundó que «otro dato relevante es el hecho de que por cada vivienda a reparar se produce la creación de tres puestos de trabajo, según estadísticas del sector de la construcción, por lo que estaríamos hablando de un total de 27 personas que estarían trabajando y cobrando un sueldo durante el tiempo necesario para rehabilitar esas viviendas», continuó. El equipo de gobierno censuró la «irresponsable» actitud del PP, así como la actuación de Ciudadanos y del «concejal de Somos Llanera, quien se ha convertido en el mejor socio del PP».

Una vuelta

La concejala de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación de Llanera, Consuelo Álvarez, aún estaba ayer visiblemente afectada por la negativa de la oposición a dar su apoyo al proyecto. De hecho, calificó lo vivido en el Pleno como un «jarro de agua fría». Pese a que insistió en que «habría que darle una vuelta» a la posibilidad de salvar esta idea, reconoció que «es bastante complicado». Álvarez destacó que el plazo para la firma definitiva del convenio finaliza el 31 de diciembre por lo que el margen de maniobra para buscar una solución es, en la práctica, inexistente. Recordó que los pisos sociales iban dirigidos a «personas mayores con pensiones bajas, familias monoparentales, personas mayores de la zona rural o familias con miembros con problemas de discapacidad o movilidad reducida», por lo que calificó el voto en contra como la manifestación de una «completa falta de sensibilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos