Llanera no perdona la fiesta

Un momento del desfile que conmemora la procesión a Oviedo para pedir el perdón del obispo. / D. MORA

Miles de personas disfrutan del desfile de Exconxuraos y la comida campestre

LYDIA IS ABLES (LLANERA).

La fiesta de los Exconxuraos de Llanera vivió ayer su última jornada con el desfile que conmemora el que realizaron en el siglo XV un grupo de vecinos hasta la catedral de Oviedo para conseguir el perdón de la Iglesia, que les había excomulgado en 1408 durante cuatro años por negarse a pagar unos tributos que consideraban injustos.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz y el pregonero de la fiesta, Pedro Gorría Korres encabezaron la comitiva ataviados con el saco y la soga al cuello que el obispo obligó a portar a sus antepasados. También participaron la Asociación Cultural La Madreña y la Banda de Gaitas Fonte Fuécara. La recreación de esta particular petición de perdón, que sigue al viernes de rebelión y al sábado de excomunión, fue seguida por miles de personas que no quisieron perderse una jornada festiva en la que el tiempo acompañó y que volvió a llenar el recinto ferial de Ables. «Podemos decir que Llanera se rebeló contra el tiempo porque el viernes la lluvia no nos favoreció nada, pero el resto de días hubo más gente que otros años, por lo que estamos muy satisfechos», señaló el regidor. Solo en la noche del sábado se contabilizaron más de 20.000 personas, con el medio millón de metros cuadrados de aparcamiento completo.

La celebración está íntegramente organizada por el Ayuntamiento y cuenta con la colaboración de los colectivos del municipio. Uno de ellos es la Comisión Cultural de Festejos de San Cucao, que obtuvo el premio del Concurso de Decoración de Barracas Medievales. «Estamos muy contentos porque llevamos muchos años peleando por ello y esta vez nos esforzamos en mejorar el stand», señaló José Manuel García, 'Pocholo', uno de los integrantes de la comisión y el encargado de recoger los 500 euros de premio en representación de la presidenta y de la vicepresidenta, Patricia Marugán y Maite Martínez, ausentes por motivos personales. Entre las novedades, presentaron un castillo de madera, lámparas de forja y un mostrador recubierto de madera, todo ello decorado de forma manual. También mejoraron la vestimenta.

«Hubo más gente que otros años, estamos muy satisfechos», asegura el alcalde

La jornada se completó con la misa, en la que participó la Coral Polifónica de Llanera y la comida campestre. El mercado continuó con diversos espectáculos, se repitieron la recreación de Los Perxuraos y el torneo medieval y Nando Agüeros puso la nota musical.

Fotos

Vídeos