127 llanerenses solicitaron las ayudas para el alquiler en 2016

MARCOS GUTIÉRREZ POSADA.

La concejala de Bienestar Social de Llanera, Consuelo Álvarez, destacó ayer que el proyecto de rehabilitación integral de uno de los dos bloques de las antiguas casas de los maestros ubicadas en las inmediaciones del colegio público San José de Calasanz, en Posada, para alquiler social servirá para hacer que repunte la demanda de vivienda protegida en el concejo. Álvarez indicó que los perceptores de salario social en Llanera eran, a principios de julio, 157 unidades familiares, lo que equivale a unos 390 beneficiarios, es decir, el «2,8% de la población de Llanera». La responsable municipal de las políticas de Bienestar Social recalcó que este tipo de bonificaciones «cubren lo básico». «Es posible que ahora que se vuelve a hablar de estas viviendas en Posada más gente se registre, ya que los interesados empiezan a ver que a medio plazo van a tener posibilidades de encontrar una casa sin tener que irse de Llanera», recalcó.

La edil explicó que, de las 157 unidades familiares que perciben el salario social, el 74% están en viviendas de alquiler y tienen grandes dificultades para hacer frente a las necesidades básicas, ya que la renta suele superar el 50% de los ingresos. El año pasado 127 llanerenses solicitaron la ayuda autonómica al alquiler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos