Lugones conquista su fiesta

Cientos de jóvenes participan con camisa malva en la fiesta de la Ruta de Santa Isabel del pasado año.
Cientos de jóvenes participan con camisa malva en la fiesta de la Ruta de Santa Isabel del pasado año. / SUSANA SAN MARTÍN

Los vecinos celebran haber sustituido al fin el Carmín por el 28 de agosto, ante el mayor arraigo que tiene Santa Isabel para la parroquia | Este año la localidad celebrará, el próximo lunes, su propio día festivo local

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

El 18 de julio de 2016 pasó a la historia en Lugones como el último Carmín que fue fiesta local en la parroquia más poblada de Siero. La localidad se ganó el derecho a celebrar como fiesta local el bollu de Santa Isabel (28 de agosto). La vieja demanda vecinal fue impulsada por la Sociedad de Festejos de Santa Isabel que, a través de una campaña de firmas durante la semana de las fiestas, recabó más de 2.500 rúbricas solicitando el cambio en el registro municipal. El 9 de mayo del pasado año la Consejería de Empleo, Insdustria y Turismo aprobaba el cambio de festivos.

Óscar García Rilo, presidente de la Sociedad de Festejos de Santa Isabel, explica que «este año tenemos el festivo local coincidiendo con las celebraciones y es algo muy importante. Hace dos años realizamos la recogida de firmas y era un clamor; hay que reconocer que Siero es un concejo muy grande y, a decir verdad, festividades como el Carmín o los Güevos Pintos nunca las hemos sentido muy nuestras en Lugones».

El párroco de Lugones, Joaquín Manuel Serrano, subraya que «era una cosa que se llevaba tiempo buscando, si bien hay diversidad de opiniones; yo, de entrada, no veo mal Santa Isabel como festividad local de Lugones, aunque, como párroco, he de admitir que tengo devoción por San Félix». En esta línea, el sacerdote explica que «en Lugones el recuerdo celebrativo tenía bastante poco que ver con los Güevos Pintos y el Carmín. De hecho, aquí la gente muchas veces andaba desorientada cuando llegaban dichas fechas, porque veían los comercios cerrados». «Si es cierto que se necesitaba una fiesta local», concluye.

Escasa identificación

Christian Álvarez, presidente de la Asociación Lugones se Mueve, recalca que «este festivo era necesario y consecuente; en Lugones no nos sentimos arraigados al concejo de Siero, e incluso los visitantes desconocen que Lugones pertenece a Siero, por lo que carecía de sentido que el lunes del Carmín fuese festivo, ya que muchos comerciantes no sabían que hacer con sus negocios; unos abrían y no se respiraba ese ambiente de fiesta, otros cerraban sorprendiendo a los visitantes».

Insiste en el hecho de que «nadie en Lugones celebra El Carmín o los Güevos Pintos» y añade que «esto tendría que aplicarse a todo el concejo, también Valdesoto, El Berrón, Carbayín... tienen sus fiestas y deberían celebrarlo de verdad». Sergio García, portavoz de Ciudadanos en Siero y Vecino de Lugones apunta que «los vecinos querían un día de festividad propia, ya que las que se estaban realizando hasta la fecha solo se circunscribían a la Pola, sin que aquí tuviera ninguna o casi ninguna repercusión y pasaban como otros días normales», añade. Elena Sobrevela, vecina de la localidad, cree que estamos ante «una buena medida». Parecida es la opinión de Marino Beronda, en vista de que «Santa Isabel es la fiesta que tenemos». José Manuel García, lugonense «de pación» desde hace 48 años, cree que también «el Carbayu» podría asentarse como festivo local. Senén Álvarez cree que es positivo celebrar «algo propio», si bien la fuerza de la costumbre de asumir las fiestas de Pola de Siero le hizo olvidar que el próximo lunes es festivo en Lugones.

Temas

Lugones

Fotos

Vídeos