Lugones festeja a lo grande el Año Nuevo chino

El desfile con el dragón por la carpa instalada ayer en Lugones. / SUSANA SAN MARTÍN
El desfile con el dragón por la carpa instalada ayer en Lugones. / SUSANA SAN MARTÍN

La localidad fue ayer la capital de esta comunidad asiática

JOSÉ CEZÓN LUGONES.

La multicultural localidad de Lugones congregó ayer a la comunidad china residente en Asturias para festejar la llegada del Año Nuevo, que será el 4716 de su calendario y que estará dedicado al Perro de Tierra, tras despedir al Gallo Rojo de Fuego.

La también conocida como Fiesta de la Primavera se desarrolló en horario vespertino en un céntrico aparcamiento, donde se instaló un amplio escenario y una carpa con asientos y provista hasta de una zona VIP. Los actos arrancaron con un modesto desfile por el bulevar con máscaras de dragones y leones, acompañado de un nutrido grupo de niños exhibiendo pequeñas banderas de China y España.

Seguidamente, llegó el turno de las salutaciones. Entre los invitados a la fiesta se encontraba el Consejero Económico y Comercial de la Embajada de China en España, Wang Yingqi, quien había sido recibido oficialmente por la mañana en la Casa Consistorial por el alcalde de Siero, Ángel García, y por representantes del PSOE, PP y Ciudadanos. En su comparecencia matinal, el consejero agradeció el apoyo del Ayuntamiento en la organización de la fiesta y mostró su deseo de poder estrechar los lazos comerciales y de amistad entre ambos países. Después firmó en el libro de honor.

Por su parte, el regidor sierense -quien también se dirigió en términos similares a los asistentes a la fiesta-comentó el incesante crecimiento de la población china en España y en Asturias, donde residen tres millares de ciudadanos del país asiático. En el caso de Siero, constituyen ya la comunidad extranjera más numerosa del concejo, con 168 chinos empadronados, de los que la gran mayoría (120) están afincados en Lugones. Asimismo, es en esta localidad donde concentran su actividad comercial, junto con el vecino concejo de Llanera.

Para el alcalde, esta fiesta de Año Nuevo supone una gran oportunidad «para conocer esta cultura» y contribuir a su integración. Resaltó también la gran cantidad de niños nacidos en España y de padres chinos y que hablan perfectamente nuestro idioma.

Por el recinto fueron desfilando intérpretes del arpa china, coros infantiles, grupos de baile o acróbatas, presentados por una simpática pareja. Y no faltaron tampoco las viandas chinas y españolas.

El deseo municipal es que la fiesta tenga vocación de continuidad en años venideros. Y la comunidad china aspira a ir consolidándose en el concejo de Siero por su céntrica ubicación y su potencialidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos