Lugones superó once días los niveles de dióxido de azufre en el aire en 2016

Estación fija de medición de la contaminación en Lugones. / PABLO NOSTI
Estación fija de medición de la contaminación en Lugones. / PABLO NOSTI

Según la Consejería de Medio Ambiente, también se sobrepasaron once veces los niveles de partículas PM 10 y cinco las emisiones de ozono

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

De acuerdo con el informe sobre la calidad del aire en Asturias, que acaba de ser publicado por la consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, la estación fija de Lugones, registró 11 días en los que se excedió el valor límite anual recomendable de dióxido de azufre, 11 también en el caso de las partículas PM 10, 23 en el caso de las emisiones de dióxido de nitrógeno y 5,4 en lo que respecta a las emisiones de ozono.

Este informe es uno de los 101 indicadores empleados por el Observatorio de la Salud en Asturias (dentro del apartado relacionado con la calidad del aire) para medir el nivel global de bienestar y vitalidad de los asturianos. La exposición a sulfatos y ácidos derivados del dióxido de azufre es especialmente nociva para el ser humano, ya que estos ingresan de manera directa a la circulación por el sistema respiratorio. Problemas cardíacos, pulmonares e irritación de ojos son algunas de las afecciones que genera este gas, al que son particularmente sensibles ancianos y personas con niveles bajos de defensas. En esta línea, Ecologistas en Acción publicaba recientemente su informe sobre 'La calidad del aire en el Estado español durante 2016'. De acuerdo con lo expuesto en este estudio, Lugones era uno de los nueve puntos negros en el Principado de Asturias en lo que a contaminación se refiere.

Incidencia de partículas

El año pasado, los contaminantes con una mayor incidencia fueron las partículas PM10 y PM2,5, además del dióxido de azufre. Según Ecologistas en Acción, la estación fija de Lugones ( junto al IES Astures) registró 16 ocasiones en las que los valores medios de dióxido de azufre se superaron. Un límite que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), no debería sobrepasarse nunca.

Además de Lugones, las otras ocho zonas de control en las que se registraron peores resultados fueron el Matadero de Avilés, el Puerto de Gijón, las instalaciones de Asturiana de Zinc y Alcoa, Trubia, Llaranes y las Centrales térmicas de La Pereda y Soto de Ribera. «Las partículas PM10 y PM2,5 afectaron al territorio central asturiano, con la mayoría de las estaciones sobrepasando los valores recomendados por la OMS para PM10, y con once de las diecisiete estaciones que miden PM2,5 por encima de alguno de los valores recomendados para este contaminante», determina el documento del colectivo ecologista.

Fotos

Vídeos