Lugones superó la tasa tolerable de dióxido de azufre 16 días el año pasado

Estación de control de la calidad del aire en Lugones.
Estación de control de la calidad del aire en Lugones. / PABLO NOSTI

Ecologistas en Acción advierte que la localidad es uno de los nueve puntos negros de Asturias en cuanto a contaminación

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

Ecologistas en Acción acaba de hacer público su informe sobre 'La calidad del aire en el Estado español durante 2016'. De acuerdo con lo expuesto en este estudio, Lugones es uno de los nueve puntos negros de la región en lo que a contaminación se refiere. El año pasado, los contaminantes con una mayor incidencia fueron las partículas PM10 y PM2,5, además del dióxido de azufre.

Según Ecologistas en Acción, la estación fija de Lugones, situada junto al IES Astures, registró 16 ocasiones en las que los valores medios de dióxido de azufre se superaron. Un límite que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), no debería sobrepasarse nunca.

El documento elaborado por Ecologistas en Acción se basa en la recogida de datos en 71 estaciones de control de la contaminación pertenecientes al Principado de Asturias, a las autoridades portuarias de Avilés y Gijón, así como a diferentes instalaciones industriales de la región. Lugones cuenta con su ubicación como uno de los factores que dispara los datos, en virtud de la cercanía a polígonos industriales y zonas fabriles de referencia, así como por el tráfico rodado intenso que se desarrolla en sus inmediaciones.

Además de Lugones, las otras ocho zonas de control en las que se registraron peores resultados fueron el Matadero de Avilés, el Puerto de Gijón, las instalaciones de Asturiana de Zinc y Alcoa, Trubia, Llaranes y las centrales térmicas de La Pereda y Soto de Ribera. «Las partículas PM10 y PM2,5 afectaron al territorio central asturiano, con la mayoría de las estaciones sobrepasando los valores recomendados por la OMS para PM10, y con once de las diecisiete estaciones que miden PM2,5 por encima de alguno de los valores recomendados para este contaminante», determina el documento.

Dióxido de azufre

De acuerdo con el informe de Ecologistas en Acción, la presencia del dióxido de azufre en entornos urbanos como el de Lugones se debe a la actividad industrial que se desarrolla en las centrales termoeléctricas de quema de carbón, como Aboño, Soto, Narcea, Lada y La Pereda y en algunas grandes industrias como Alcoa, Arcelor Mittal, Asturiana de Zinc, Saint Gobain y Tudela Veguín. También se pone el acento en las emisiones de dióxido de azufre procedente de polígonos ubicados alrededor de los cascos urbanos, por ejemplo, «de los del Espíritu Santo y Olloniego en Oviedo, el de Meres en Siero y el de Las Arobias en Avilés».

Aire contaminado

El documento concluye que «la totalidad de la población asturiana respira un aire perjudicial para la salud según las recomendaciones de la OMS, y dos tercios del territorio están expuestos a niveles de contaminación que dañan la vegetación».

La estación tomada como referencia en Lugones fue instalada en el año 2011, fruto de un convenio entre la Universidad de Oviedo y el gobierno del Principado. A finales de abril comenzaba la toma de datos de polución por parte de la unidad móvil de la empresa Envira Sostenible. Los resultados formarán parte de un informe, encargado por el Ayuntamiento de Siero, cuyas conclusiones se conocerán en septiembre. La estación móvil tomará datos sobre los niveles de partículas PM 10 y PM 2.5, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono. Esto permitirá averiguar los puntos más conflictivos en lo que a emisiones se refiere.

Fotos

Vídeos