«Lugones ha tardado doscientos años en contar con un cronista oficial»

El cronista oficial de Lugones, José Antonio Coppen, recibe una placa conmemorativa de manos del alcalde, Ángel García. /  FOTOS: PABLO NOSTI
El cronista oficial de Lugones, José Antonio Coppen, recibe una placa conmemorativa de manos del alcalde, Ángel García. / FOTOS: PABLO NOSTI

José Antonio Coppen se convierte en el primer cronista de la localidad y agradece al alcalde la oportunidad porque «lo que no se escribe muere»

MARCOS GUTIÉRREZ POLA DE SIERO.

«Mi afición a escribir desde niño viene por mi deseo de comunicarme con los demás, ya que lo que no se escribe muere». Este fue uno de los fragmentos del discurso de José Antonio Coppen Fernández, que ayer fue presentado como cronista oficial de Lugones en el salón de plenos del Ayuntamiento, en la Pola. Siero ya es oficialmente el único municipio de Asturias, y uno de los pocos de toda España, que cuenta con dos cronistas, ya que el de Siero es Juanjo Domínguez Carazo. En su alocución agradeció su presencia a todas las personas que le «arropan». Entre el público se encontraban, precisamente, su hijo Jonás, su nuera Cristina Iglesias y su pequeña nieta Paula.

Recordó que en 2018 se cumplen «doscientos años desde que Lugones pasó a formar parte de Siero», cuando Fernando VII ocupaba el trono de España. Por lo tanto, «podemos decir que Lugones tardó 200 años en contar con un cronista oficial», bromeó.

Coppen admitió que, tras muchas decepciones, durante años no esperó nada «de la Pola política», hasta que llegó a la alcaldía de Ángel García, también lugonense. Rememoró, de hecho, que ya fue propuesto, sin éxito, en 2003 por el entonces cronista de Asturias Joaquín Manzanares. En 2009, fue el periodista Pablo Vaquero quien planteó que su nombre bautizara la Casa de Cultura, algo que tampoco tuvo recorrido. Ya en 2013, llegó otra propuesta sin frutos cuando «ocho ovetenses nobles por generosos» sugirieron su nombramiento como hijo predilecto de Lugones, una localidad que «va por el camino de convertirse en una primavera permanente», expuso emocionado.

Premio a una labor de años

José Antonio Fidalgo, cronista oficial de Colunga, hizo una sentida semblanza de Coppen. «Todos somos sus amigos. Ha dedicado su vida a ser un estudioso de su municipio», dijo. Destacó la importancia de que Lugones cuente con su propio cronista, «ya que es un cachín de Siero, pero donde radica una gran industria y una gran historia». Fidalgo, además, invitó a Coppen a unirse formalmente a la Asociación de Cronistas Oficiales de Asturias, sugerencia que el protagonista aceptó de buen grado.

El alcalde Ángel García dijo en su discurso que Siero es un municipio «complejo, pero privilegiado» en el que «históricamente ha habido una competición desmedida entre Lugones y Pola de Siero». Consideró que «José Antonio nos ha guiado» por la senda que conduce a «aprovechar la riqueza de ambas». Sobre las propuestas fallidas de Coppen, comentó que, sin duda, «han sido una mala gestión de una situación». «Las instituciones vamos a veces con un poco de retraso», indicó. Y expuso su creencia de que «Siero es el territorio con más futuro de toda Asturias» y su deseo de que el nuevo cronista oficial de Lugones «siga haciendo esa labor durante muchos años». «Y que tú lo veas», le respondió Coppen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos