Una marca para la posteridad

Imagen promocional de Nava. /PABLO NOSTI.
Imagen promocional de Nava. / PABLO NOSTI.

Igual que otros lugares, Nava ha hecho de su nombre su imagen promocional dándole un aire fresco a su imagen promocional

JOSÉ CEZÓN Nava

Juan Cañal Canteli (Nava, 1965) ha demostrado ser un alcalde con visión y mucha letra. Tras observar a infinidad de visitantes hacerse fotos junto a las pipas callejeras del festival sidrero, percibió que la villa naveta necesitaba una nueva imagen promocional. Y aunque no descarta restaurar el famoso mural del escanciador, buscaba «una marca con aire fresco». Entonces ideó instalar unas letras del concejo, como las que existen en otros lugares, pero con la uve convertida en un vaso de sidra como seña de identidad. Probó el culete en varias posiciones y a la primera vocal mayúscula le retiró el palo horizontal para asemejarla a unas piernas: «Un guiño a los escanciadores».

Cañal entregó el boceto definitivo al Grupo Nora –una pequeña empresa saregana de metalistería y rótulos luminosos– y dio una instrucción: que fuera resistente para que la gente pudiera subirse o fotografiarse en cualquier postura y evitar el vandalismo. El montador Arturo Martínez destaca que fue un trabajo de equipo. Iván Piedra diseñó la rotulación y los colores, Gonzalo Vázquez se ocupó de la construcción técnica y Fabián Samalea realizó la pintura específica y un lacado a prueba de grafiti.

Fueron dos meses currando «a destajo» y un solo día de montaje. La criatura –bautizada como ‘El Culetón de Nava’– supera la tonelada, mide seis metros de largo y 1,85 de altura, que alcanza los tres metros en el vaso, que ya es el punto más concurrido. Está realizada con una chapa gruesa de 8 mm y una estructura interior maciza. Los perímetros luminosos son de policarbonato, que se encienden por las noches de verde botella y amarillo culete. Y se eligió un color «bajo de tonos para que no pegase un cante muy grande en la plaza», explica Martínez, quien resalta que la pieza no muestra «ni cables, ni tornillos».

«Estoy encantado, porque captaron desde el primer momento y trasladaron fielmente la idea que tenía», confiesa el alcalde, quien destaca la profesionalidad e ilusión con la que el Grupo Nora realizó su trabajo. Cañal desvela que, tras «darle muchas vueltas» a la ubicación, se decantó por «la mejor plaza de Asturias, con el Ayuntamiento y la iglesia de fondo».

El mandatario pone números a las letras: 8.800 euros más IVA ha costado el nuevo emblema de Nava, una cantidad insignificante si se valora la promoción gratuita que dará al concejo y que será una marca para la posteridad.

Temas

Nava

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos