El Matadero Central pretende iniciar el sacrificio de vacuno en septiembre

Los miembros de la delegación y los propietarios del macelo, ayer en el cajón especial donde se sacrificarán los animales. / DAMIÁN ARIENZA

Una delegación israelí visitó ayer el macelo para negociar la compra de carne de vaca y corderos, que se sacrificarán por los ritos halal y kosher

JOSÉ CEZÓN NOREÑA.

El Matadero Central de Asturias, de Noreña, pretende iniciar su actividad a mediados de septiembre y comenzará, en un primer momento, con el sacrificio de ganado vacuno para después ir incorporando el ovino, según anunció ayer su nuevo propietario Luis Alberto Sánchez Panero.

El empresario sierense reconoció que trabajan «a contrarreloj» para tener a punto el macelo para esa fecha y desveló que arrancarán sin la subvención de más de 400.000 euros que habían solicitado al Principado. «Se presentó la documentación y nos dijeron que estaban mal los papeles, se volvió a presentar y se desestimó la ayuda», dijo.

Por su parte, Cristina Sánchez, propietaria de la empresa Casidiva, del Grupo Panero, comentó que la próxima semana van a contactar con antiguos trabajadores del matadero para proponerles sumarse al nuevo proyecto. «Necesitamos seleccionar personal que sepa hacer de todo y que pueda trabajar en cualquier punto de la línea», explicó. La intención es comenzar con una plantilla de diez trabajadores, que recibirán un curso formativo y de reciclaje, e ir incrementando según las necesidades. Los nuevos propietarios llevan invertidos más de 360.000 euros en maquinaria y equipos informáticos.

Uno de los motivos del retraso, según Panero, ha sido la construcción de un cajón especial adaptado para el sacrificio por los ritos kosher y halal, destinados a consumidores judíos y musulmanes, respectivamente. El macelo recibió ayer la visita de una delegación israelí, formada por el empresario musulmán Bagi Behairi y el israelita Rabbi Moshe, junto con Josse Shahar, para cerrar un acuerdo comercial para el sacrificio y compra de carne de vacuno y de cordero. El primero pretende adquirir carne para mercados de Sudán, Qatar, Arabia Saudí, Egipto y Viena. Y el segundo, dueño de la empresa Supervisor Kosher, está interesado en comprar doscientas cabezas diarias con destino a la capital austriaca. Los animales se transportarán en avión. El Grupo Panero ya mantuvo contactos con otras empresas para la venta de animales sacrificados por el rito kosher. Y hoy recibirá a una delegación de Uruguay interesada en vacuno.

Temas

Noreña

Fotos

Vídeos