El Matadero Central reabre «para ser un referente en Asturias»

Un momento de la visita a las instalaciones del Matadero Central de Asturias durante la jornada de puertas abiertas. / FOTOS: PABLO NOSTI
Un momento de la visita a las instalaciones del Matadero Central de Asturias durante la jornada de puertas abiertas. / FOTOS: PABLO NOSTI

Comenzarán a funcionar el lunes con una docena de empleados y en un año espera contar con una plantilla de 40 y sacrificar 800 reses al mes

LYDIA IS NOREÑA.

«Espero que sea el comienzo de muchos años de trabajo y que el Matadero Central vuelva a ser un referente en Asturias». Con este mensaje abrió ayer Marta Sánchez, gerente de Serincar 92 -la empresa del Grupo Panero que a partir del lunes explotará el macelo-, la jornada de puertas abiertas organizada para dar a conocer las instalaciones ubicadas en Noreña. «Es un día cargado de ilusión; vamos a empezar con el sacrificio de animales poco a poco e ir aumentando de forma progresiva tanto el personal como la actividad; queremos ir suave para controlar que todo funciona a la perfección», añadió.

El matadero llevaba cerrado tres años y medio y uno de los retos que deberá asumir la gerente será el de recuperar a los clientes que durante este período han utilizado otras instalaciones. «Confío en que no tengan problema en volver, siempre fue un referente y nuestra intención es seguir esa línea», señaló Sánchez.

Rito musulman 'halal'

Asimismo, explicó que el objetivo para dentro de un año es completar la plantilla con cuarenta trabajadores y mantener una línea de sacrificio de ganado vacuno de 800 reses al mes. «Me gustaría que estuviéramos trabajando al máximo», apuntó. Como principales novedades, las instalaciones disponen de hilo musical para reducir el estrés de los animales y cumplen los requisitos para sacrificar reses mediante el rito musulmán 'halal'. «Es una carne muy demanda», reconoció Sánchez.

La actividad comenzará el lunes con una docena de trabajadores, entre ellos antiguos empleados del macelo que en 2014 fueron despedidos mediante un ERE. En este sentido, su portavoz, Alberto González, se mostró «muy satisfecho» y agradeció al Grupo Panero que haya cumplido su compromiso de readmisión. «Fueron muchos años peleando, pasamos aquí más de media vida y lo sentimos como propio», aseguró.

También de puestos de trabajo habló Paula Valero, diputada de Podemos Asturies, quien señaló que «los empleos que se están recuperando deben ser el principio del fin del ERE injusto que sufrieron los trabajadores y de un servicio que se vio mermado para nuestra comunidad autónoma por una gestión nefasta».

Por parte del Gobierno del Principado asistieron a la jornada de puertas abiertas Belarmina Díaz, directora general de Minería y Energía e Ibo Álvarez, director general de Agroganadería, que destacó que el matadero «es un eslabón importante en la cadena alimentaria por el filtro sanitario y por ser una fuente de información sobre el estado de los animales». Y Rosa Urdiales, directora de la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo, aseguró que «las instalaciones están en condiciones perfectas para trabajar».

Temas

Noreña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos