Todo para los mejores amigos

Alba García, de Jupesma. /Susana San Martín
Alba García, de Jupesma. / Susana San Martín

Lugones cada vez acoge más negocios dedicados a los perros. Los profesionales creen que los dueños de mascotas cada vez se preocupan más por su correcta educación y su buen aspecto estético

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES

Si tomamos un tiempo para prestar atención a un casual paseo por Lugones nos daremos cuenta de que cada vez más personas salen a la calle con sus perros a estirar las piernas (las dos o las cuatro). Son muchas las familias que se deciden a incorporar a un nuevo miembro. En los últimos años, los profesionales han notado un cierto cambio de tendencia en lo que respecta al cuidado de ‘los mejores amigos del hombre’. Y es que si antes los dueños se contentaban con alimentar, sacar a pasear y dar cobijo a sus perros (y poco más), ahora se preocupan por aspectos tales como la estética, el cuidado dermatológico y la educación de las mascotas. Esa es, tal vez, la razón por la que florecen en Lugones un buen número de establecimientos que giran en torno a estos aspectos en los animales.

Jupesma es un establecimiento que ofrece servicio de peluquería canina y autoservicio en baño. También disponen de complementos y alimentación para la mascota. Alba Granda y Juan Prieto son los responsables de este establecimiento. «Llevamos seis años», explica Alba Granda.Jupesma se encargó de gestionar el desfile canino de las últimas fiestas de Santa Isabel. Sus responsables consideran que la gente se preocupa cada vez más por la alimentación de sus animales, si bien «costó meter el pienso de gama alta». Granda afirma que su establecimiento ejerce una importante labor de «primera consulta antes de acudir al veterinario», especialmente en temas relacionados con las «alergias en la piel» de los animales. Dice que, en la actualidad, «se ven más familias con perros y, sobre todo, más adopciones».

Bernabé Santoveña es el dueño de Huella Nature, que ofrece servicio de peluquería, artículos, alimentación para la mascota e, incluso, spa canino con hidromasaje y ozonoterapia. «Inauguré Huella Nature hace ahora cuatro años. Después de pasar lo más duro de la crisis económica decidí recibir varios cursos de peluquería para mascotas y participar en seminarios y abrí la peluquería», explica. Comenta que tratamientos como los de ozonoterapia «vienen muy bien, especialmente para los perros que tienen problemas en la piel». Considera que los dueños se preocupan «mucho más que antes» por aspectos relacionados con la salud, la estética y una alimentación correcta.

Dos de los perros adiestrados por Christian Días.
Dos de los perros adiestrados por Christian Días. / Susana San Martín

Christian Días García ha convertido su vocación por cuidar y educar a los animales en su trabajo.Es el responsable de Guau, Adiestramiento Canino, que se dedica a educar a los perros de manera integral. Recuerda que «cuando tenía unos cinco o seis años mi padre me llevaba a educar a su perro con el adiestrador Germán García; él se sacó títulos y se dedico a ello. Luego yo seguí sus pasos».Comenta que en su negocio de adiestramiento canino, al que se dedica en cuerpo y alma desde hace tres años, tienen «de todo un poco, desde clases eventuales, hasta por grupos y a domicilio». Explica que «hay un poco de confusión, ya que mucha gente piensa que con llamar al perro y conseguir que venga ya está educado». Cree que la «educación es tenerlo controlado, crear un vínculo y que lo pasen bien». Reconoce que el problema principal es que los dueños acuden a los profesionales «cuando hay un problema». Ansiedad por separación, agresividad, afecciones derivadas de la humanización de los perros, miedos o desobediencia son los principales problemas que se encuentra. Días señala que los cuatro meses es la edad perfecta para comenzar a adiestrar a los canes y evitar futuros problemas relacionados con la conducta.

Temas

Lugones

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos