El VI Mercaú Polesu cierra con 15.000 visitantes, según la organización

Un de los puestos de güevos pintos en la plaza. /  SUSANA SAN MARTÍN
Un de los puestos de güevos pintos en la plaza. / SUSANA SAN MARTÍN

El presidente de Festejos, Jenaro Soto, y los expositores coinciden en que fue «un acierto» el traslado de la feria a la plaza cubierta

J. C. D. POLA DE SIERO.

Satisfacción unánime por el traslado del Mercáu Polesu a la plaza cubierta. La opinión más repetida fue que celebrar la feria en un recinto cerrado no había disparado excesivamente las ventas, pero que sí contribuyó a no restar visitantes en un fin de semana desapacible y caprichoso. Las estimaciones del presidente de la Sociedad de Festejos, Jenaro Soto, hablan de más de quince mil visitantes entre los cuatro días.

Soto se mostró partidario de mantener la ubicación en la plaza para años venideros, pero será una decisión que le corresponderá a sus sucesores si, finalmente, convoca elecciones después del verano. «Los expositores están todos muy contentos y la gente nos felicitaba por la idea de haberlo puesto aquí», dijo.

«Ha sido un acierto total», afirma el expositor extremeño Joaquín Morejón, que lleva tres lustros viniendo a la Pola con sus quesos y embutidos El Bici, de Casar. De las ventas responde con un «poco a poco», pero está convencido de que el parque hubiera restado afluencia. «Estar aquí nos ha salvado las ventas y la ferias», asegura.

El gijonés José Luis Vargas, de Fotograbados JL, respalda también la nueva ubicación y dice que sus ventas mejoraron ligeramente con respecto a otros años, «pero no sé si es por esto o porque la situación mejoró también un poco».

La pintora y artesana de güevos pintos Nancy Velásquez piensa que se libraron de pasar frío y que el público agradece también un mercado bajo techo. «Creo que está mejor aquí». Y otras dos veteranas artesanas como Mariana Fano y María Cimadevilla coincidían en que las ventas le fueron parecidas a las del parque. Otros, en cambio, afirmaban que habían aumentado de forma sustancial.

Con Les Comadres en pleno declive, fortalecer la fiesta de los Güevos Pintos -convertida ahora en semana- se antoja como una prioridad para la Sociedad de Festejos polesa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos