«El Model's es un club de alterne que se publicita como tal», insiste la Fiscalía

M. Á. L. R., a la salida de la Audiencia Provincial de Oviedo. / LORENZANA

La abogado del dueño del establecimiento defiende en el juicio que «la prostitución no puede ser objeto de alta en la Seguridad Social»

MARCOS GUTIÉRREZ OVIEDO.

El tercer juicio en menos de seis meses contra el dueño y el supuesto encargado del club Model's, M. Á. L. R y R. F., respectivamente quedó ayer visto para sentencia en la Audiencia Provincial. El Ministerio Fiscal mantuvo su solicitud de condena: tres años y medio de prisión y multa de 12 meses con una cuota de 10 euros al día para cada uno de los dos investigados. Les acusa de tener a 62 mujeres trabajando como camareras de alterne en situación irregular, algunas de ellas, incluso, sin permiso de trabajo y con órdenes de expulsión del país en curso. Además, Fiscalía solicita que se condene a la sociedad Asturrobledo S. L. a la suspensión de actividades del Club Model's y clausura del local, ambas durante 2 años.

Se basa en en dos inspecciones en 2013, en el plazo de seis meses, que realizó al Model's la Inspección de Trabajo, junto con agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Detectaron esas 62 situaciones irregulares. Por su parte, las defensas solicitan la libre absolución de sus representados.

Durante la presentación de su escrito de conclusiones, la fiscal defendió que los testimonios de los agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional e Inspección de Trabajo prueban que el Model's es un «club de alterne» en el que trabajaban mujeres «sin estar dadas de alta en la Seguridad Social y algunas de ellas sin permiso de trabajo o en situación irregular en España». En esta línea, destacó que «guste o no guste, prestar una actividad sin estar de alta en la Seguridad Social es un delito». La representante del Ministerio Fiscal indicó que hay pruebas «suficientes» para demostrar que en el local había varias mujeres realizando «funciones de alterne.

«En el Model's estamos ante un club de alterne que se publicita como tal», sentenció la fiscal en su escrito de conclusiones. También añadió que el dueño del establecimiento, M. Á. L. R., «no puede decir que no sabía que había chicas de alterne trabajando sin asegurar». Del mismo modo, insistió en el hecho de que R. F. era «la mano derecha» del dueño del establecimiento «y quien, en el día a día, está regentando». El abogado del dueño del Model's apuntó que ninguna de las pruebas presentadas por fiscalía quiebra «el principio de presunción de inocencia». Lamentó que en sus testimonios, los agentes de la Benemérita introdujeran conceptos acerca de lo que es o no es «ropa provocativa». Explicó que «en zonas de Gijón como la calle Rodríguez San Pedro», hay locales en las que hay gente vestida de manera similar para promocionar que se tomen copas. Insistió en el hecho de que en ninguna de las inspecciones se pudo comprobar la existencia de tickets o estadillos en los cuales las mujeres anotaran su porcentaje de beneficio sobre las consumiciones de los clientes.

Recordó que no se procedió a demostrar la existencia de taquillas a disposición de las supuestas camareras de alterne. Asimismo, mostró su extrañeza por que en ninguna de las intervenciones se solicitaran las cintas de vídeo de las cámaras de vigilancia del local. Concluyó recordando que, por su naturaleza, «la prostitución no puede ser objeto de alta en la Seguridad Social».

Fotos

Vídeos