Los moteros homenajearán a Rubén Fonseca Patallo con un minuto de silencio en El Fitu

Los moteros homenajearán a Rubén Fonseca Patallo con un minuto de silencio en El Fitu
Rubén Fonseca Patallo, junto a su Suzuki. / ROBERTO FONSECA

Una semana después del incendio en el número 3 de la calle Río Magostales, en El Berrón, los vecinos continúan sin poder regresar a sus casas

LYDIA IS EL BERRÓN.

Los moteros asturianos están llamados a concentrarse el próximo día 18 en el mirador de El Fitu para rendir homenaje con un minuto de silencio a Rubén Fonseca Patallo, el vecino de El Berrón de 41 años que falleció la madrugada del pasado lunes cuando, con su hija de cinco años en brazos y acompañado por una vecina de 83, intentaba salir del portal de su edificio -el número 3 de la calle Río Magostales-, en el que se había originado un incendio en el cuadro de contadores.

La convocatoria parte de Roberto Fonseca, primo de Rubén, con el que compartió numerosas rutas sobre las dos ruedas. «Toda la vida le gustaron mucho las motos y siempre tuvo ilusión por tener una, fue el primer carné que se sacó y cuando el trabajo se lo permitía, salíamos a dar una vuelta», explicó. En la actualidad, Rubén tenía una Suzuki azul, con la que en 2011 viajó al circuito de Jerez, uno de sus sueños. «Lo disfrutaba mucho, siempre que salía a andar en moto lo llamaba para que me acompañara, todavía unos días antes del incendio, pero era una persona muy responsable y trabajadora y no venía todas las veces que le hubiera gustado», añadió.

La elección de El Fitu para el homenaje no es casual. «La última vez que salimos juntos fue el día de Nochevieja para cumplir con la tradición motera de brindar antes de terminar el año», señaló.

La idea para el próximo día 18 es juntar a los participantes en el Chiringuito Motero de Arriondas a las once de la mañana para subir a El Fitu y celebrar un minuto de silencio en el mirador a las doce del mediodía. «Es un homenaje dedicado especialmente a Rubén, pero también extensible a todos los moteros fallecidos», apuntó.

Por otro lado, una semana después del incendio los vecinos del 3 de la calle Río Magostales continúan realojados en casas de familiares y amigos a la espera de recuperar el suministro de electricidad en sus viviendas y de que una empresa de limpieza adecente las zonas comunes, muy afectadas por el humo. Por su parte, Carla Fonseca, la hija de Rubén, permanece ingresada en el Hospital de La Paz, en Madrid, estable dentro de la gravedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos