Noreña celebra San Crispín con una exposición sobre los zapateros

Fernanda Valdés, Amparo Antuña, Ana González, Cruz Mortera y José Ramón Estévez, durante la presentación de las jornadas. / NOSTI
Fernanda Valdés, Amparo Antuña, Ana González, Cruz Mortera y José Ramón Estévez, durante la presentación de las jornadas. / NOSTI

Diecinueve hosteleros participan en las primeras jornadas gastronómicas en honor al gremio en las que se servirá picadillo con huevo frito y patatas

LYDIA IS NOREÑA.

Los familiares y amigos de los zapateros de Noreña homenajearán este fin de semana al antiguo gremio local con la exposición 'Histories de les families zapateres de Noreña', que recoge las herramientas y la maquinaria que guardan los descendientes y las personas relacionadas con la artesanía del cuero. La muestra, organizada con motivo de la festividad del patrón, San Crispín -que se celebra hoy-, podrá visitarse desde el viernes al domingo en la sala de exposiciones municipal Antonio Mingote, ubicada en el antiguo depósito de agua de El Rebollín.

Los escolares serán los primeros en descubrirla. A lo largo de la mañana pasarán por ella unos 120 alumnos de Adepas, del Colegio Público Condado de Noreña y del Colegio Nuestra Señora de Covadonga, que asistirán a demostraciones artesanales a cargo de José Pulgar y Cruz Mortera. También se proyectarán videos sobre Noreña y sobre las familias de los zapateros, se representará el saintete 'El Pozu'l Fraile' -una adaptación de un artículo escrito por Emilia Cabeza-, y se estrenará la canción '¡Que soy zapateru-teru!'.

Por su parte, la inauguración oficial, abierta al público, tendrá lugar a las siete de la tarde y tanto el sábado como el domingo la exposición podrá visitarse de doce y media a dos y de seis y media a ocho y media de la tarde.

Fernanda Valdés, una de las promotoras de las jornadas, recordó que la recuperación de la memoria del gremio de los zapateros comenzó en 2013. Fue ella misma quien comenzó a recoger los testimonios de las hijas de los últimos artesanos del calzado e incluso propuso nombrar al gremio Hijo Predilecto, aunque la petición finalmente no fructificó. Y el año pasado se llevó a cabo por primera vez un homenaje con la inauguración de una placa conmemorativa en La Nozalera.

Por otro lado, diecinueve hosteleros de la villa condal celebrarán desde el viernes las primeras jornadas gastronómicas de San Crispín y ofrecerán un plato único compuesto por picadillo, huevo frito y patatas, que era el menú que comían los antiguos zapateros el día de su patrón. El precio será de 9,5 euros.

Temas

Noreña

Fotos

Vídeos