La oficina de consumo de Llanera acumula 286 consultas en sus cuatros meses de vida

Isabel Fernández y Carlos López en la oficina de la OMIC en Llanera. / PABLO NOSTI
Isabel Fernández y Carlos López en la oficina de la OMIC en Llanera. / PABLO NOSTI

Las empresas de telecomunicaciones, servicios de internet y telefonía son las que más quejas generan, seguidas de las firmas bancarias

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

La Oficina Municipal de Información a Personas Consumidoras (OMIC) de Llanera ya ha resuelto casi 300 consultas en el primer cuatrimestre. Una cifra nada desdeñable para tratarse de un servicio nuevo y que, además, está operativo algo menos de cuatro horas de lunes a viernes. La OMIC de Llanera, en el periodo en el que lleva abierta, ha resuelto un total de 286 consultas, 189 de ellas en persona, 91 por teléfono y seis a través del correo electrónico. Se han presentado treinta expedientes de reclamación, de los cuales se han resuelto tres.

Con una gran diferencia, el mayor número de quejas y consultas las han generado las compañías englobadas en el ramo de las telecomunicaciones (telefonía, internet...), con 141 consultas, seguidas de los bancos, con 63, y las firmas de suministros básicos (gas, electricidad y agua) con 33. Dentro del sector que genera más malestar entre los consumidores que acuden a la OMIC de Llanera, la queja más habitual tiene que ver con servicios de telefonía y acceso a Internet por los que las empresas suministradoras habrían cobrado de más. a los usuarios. En el caso de la banca, se suelen centrar en cuestiones relativas a las cláusulas suelo y en la legalidad del cobro de comisiones por descubierto en las cuentas.

En este periodo de tiempo han creado un canal de Youtube con explicaciones, consejos y contenidos informativos. La oficina también ha realizado varias sesiones formativas, talleres y conferencias para concienciar a los vecinos de la importancia de reclamar sus derechos ante las vulneraciones o mala praxis de las grandes empresas. En esta línea, casi todas las quejas se dirigen a empresas de gran tamaño. Son residuales los casos en los que vecinos acuden a la OMIC a resolver problemas generados con establecimientos del denominado pequeño comercio.

Consultas en persona

Carlos López es el técnico que se encuentra desde el 15 de enero al frente de la OMIC de Llanera. Cree que hay «un amplio predominio de la consulta en persona». Explica que se están resolviendo una media de «cuatro consultas diarias», dato especialmente reseñable si se tiene en cuenta que estamos hablando de un servicio que opera de 10 a 13.45 horas. Considera que los usuarios emplean sus servicios cuando se sienten maltratados por las empresas de gran tamaño. «Lo bueno es que al ser un ambiente cercano a lo rural hay bastante confianza en el comercio de proximidad. La gente no necesita venir aquí para resolver sus problemas. Reclaman en cuanto a servicios, digamos, más impersonales. Lo que es el comercio cercano no parece que, de momento, aquí la gente se anime a reclamar», explica.

La concejala de Participación, Sanidad y Consumo de Llanera, Isabel Fernández, considera que las cifras de estos cuatro meses muestran a las claras que se trata de un servicio que la comunidad necesitaba. «Yo lo valoro muy positivamente y me satisface saber que yo tenía razón apostando por esto», indica. Recuerda que «la oposición en el Pleno decía que era una cosa innecesaria y que por el registro del Ayuntamiento se podía tramitar cualquier asunto, pero en este caso lo que necesitan los vecinos es, precisamente, asesoramiento y saber qué hacer o cómo comportarse ante denuncias».

Fernández también pone el acento en la faceta de prevención que desarrolla la Oficina Municipal de Información a Personas Consumidoras. Considera que «dentro de las cuatro horas en las que funciona el servicio se le saca muchísimo partido». No descarta que, próximamente, el servicio se traslade desde la Casa Municipal de la Juventud ya que «parece importante que la oficina tenga su propio espacio».

Temas

Llanera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos