La oposición de Siero coincide solo en que Bobes debe ejecutarse por fases

Aspecto actual de los terrenos del futuro polígono industrial de Bobes. /  SUSANA SAN MARTÍN
Aspecto actual de los terrenos del futuro polígono industrial de Bobes. / SUSANA SAN MARTÍN

Somos recuerda el pronunciamiento del Pleno en favor de Tesla, tras la defensa del alcalde de que se debe buscar una inversión foránea

J. C. D. SIERO.

Las recientes declaraciones del alcalde de Siero, Ángel García, al programa 'La Lupa', de Canal 10, defendiendo alguna inversión multinacional para el polígono industrial de Bobes han sido acogidas una vez más con disparidad de opiniones entre los grupos de la corporación municipal. Las reacciones van desde el respaldo de Foro, atemperado de realismo, hasta el descrédito total que le produce al PP. La única coincidencia generalizada es que el polígono debe ejecutarse por fases.

Para el portavoz de Foro, Eduardo Martínez, más de un millón de metros cuadrados de superficie «dan para una gran inversión y mucho más, pero una empresa de esas características tiene sus peculiaridades y no aparece de la noche a la mañana, hay que ser realistas». El edil ve «más que bien» que se asiente en el polígono cualquier iniciativa que genere empleo y actividad económica «y si fuera una gran empresa, miel sobre hojuelas», aunque advierte de que «va a ser difícil encontrar algo novedoso en Asturias e incluso en España».

El portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, recordó que su grupo había impulsado un pronunciamiento plenario cuando la empresa Tesla anunció su expansión hacia Europa. Y planteó ofrecer los terrenos «estratégicos» de Bobes con los argumentos de su centralidad y proximidad a la Zalia y el puerto del Musel, «pero el alcalde no lo quiso llevar adelante al ser una propuesta nuestra», lamentó. Pintado sí coincide con el regidor en que ocupar adecuadamente Bobes debe ser una labor conjunta de Ayuntamiento y Principado. Defiende una «empresa de futuro, que no sea de ciertos sectores que están tirando los salarios para mantenerse en los sitios y que sea medioambientalmente sostenible». Y ya no ve posible llenarlo con pequeñas empresas, como hubiera sido factible en el pasado. «Hoy tenemos muchos pequeños polígonos con naves vacías, que necesitamos ocupar antes de seguir creciendo, porque luego genera problemas de futuro», dijo.

Planificar el desarrollo

Para el portavoz de IU, Edgar Cosío, «es difícil oponerse a una idea como la que lanza el alcalde», pero piensa que sus declaraciones «parecen más de cara a la galería que algo tangible, salvo que tenga alguna noticia que no hubiera trasladado a los grupos municipales». Cosío opina que Siero debería haber planificado el desarrollo de su suelo industrial «de manera que se hubiesen creado zonas especializadas en determinados tipos de empresa/industria» y duda de que «estemos a tiempo de rectificar», ya que podría suponer otro paréntesis en el desarrollo de Bobes, «donde siempre defendimos que debería hacerse por fases para logran una planificación óptima». Para IU, Bobes y el resto de suelo industrial de Siero, constituye «un ejemplo más de política cortoplacista y nada realista» y acusa al alcalde de «vivir ajeno a la realidad» con mención sus viajes a ver a los promotores del Tour de Francia o Israel.

La portavoz del PP, Beatriz Polledo, es aún más crítica. «Los socialistas no tienen ninguna credibilidad», afirma sobre un polígono que debería haberse concluido en 2010, por lo que atribuye los últimos movimientos a «un intento de vender que se hace algo». Pone a Bobes como ejemplo de «despilfarro y nefasta gestión». Coincide en que el polígono debería haberse ejecutado por fases «para ir comercializando parcelas y que sirviese de efecto llamada para otras empresas». Y desea que Bobes «sea un revulsivo para Siero con una situación estratégica inmejorable».

El edil de Ciudadanos, Sergio García, dice que «es complicado aportar una solución única». Aboga por instalar los servicios básicos por fases para ir ocupando paulatinamente los terrenos. «Esto haría que no tuviera que desembolsarse a priori mucho dinero». García se decanta por empresas de innovación en un contexto en el que Asturias debe cambiar su actual modelo productivo y generar sinergias entre empresas del mismo sector. Y propone ofrecer ventajas a esas empresas innovadoras para que vengan a Bobes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos