Un padre reclama al Condal el arreglo dental de su hijo tras una caída

Fernando Menéndez. /  NOSTI
Fernando Menéndez. / NOSTI

Fernando Menéndez asegura sentirse «desamparado». A finales de octubre su hijo Carlos, de ocho años, se cayó en el polideportivo de Noreña mientras entrenaba con el Condal y se rompió dos dientes. La gravedad de la caída hizo que fuera necesario reconstruirle la boca con cirugía maxilofacial y su progenitor asegura que «es muy probable que tenga que ser tratado hasta los dieciocho años», según figura en un informe elaborado por un odontólogo. El presupuesto del tratamiento oscila entre los 4.000 y los 6.000 euros y Menéndez defiende que no es la familia quien debe hacerse cargo del coste: «Hablé con el club, con el Ayuntamiento y con la Federación Asturiana de Fútbol porque considero que tienen que asumir su responsabilidad puesto que me hijo está federado y estaba en una instalación municipal, pero no me han aportado soluciones, la única salida que me queda es presentar una denuncia en el juzgado», señala.

Corsino Suárez, presidente del Condal, explicó que el club tiene suscrito un seguro con una mutua a través de la Federación, pero que únicamente cubre 300 euros al tratarse de una rotura de piezas dentales. Además, aseguró que ha ofrecido suscribir un préstamo que pagarían a medias, algo a lo que Menéndez se ha negado. Por su parte, la alcaldesa de Noreña señaló que el Ayuntamiento ha remitido el caso a su seguro para que haga una valoración.

Fotos

Vídeos